Atrapados sin salida

Atrapados en temas como el alza de la gasolina y otros productos y servicios como el gas, tarifas eléctricas y alimentos básicos, olvidamos por unos días los albergues para migrantes que están sufriendo más carencias y necesidades que nunca.

El mayor Andrés Saldaña Tavares, director del albergue del Ejército de Salvación indica que “la gente ha enviado sus donativos: comida, ropa y muchas de estas cosas, el gobierno también ha hecho su parte más el municipal ha estado más al pendiente el nuevo no sabemos qué va a pasar pero el anterior tuvo mucha responsabilidad sobre esto, traían alimentos, daban facilidad, porque tenemos que pensar que todo este aumento de gente aumenta nuestros costos de gas de gasolina y de luz. .. Asimismo el gas se tienen que bañar 50 personas más y tienen que comer 50 personas más y son más gastos

El albergue del Ejército de Salvación es uno de estos ejemplos donde la necesidad es creciente y no parece haber donativos que alcancen.

“Tenemos un promedio de 130 personas, varía entre 120 y 150 tenemos cuatro tipos de migrantes el primer grupo es el de los recién deportados. Estados Unidos deporta gente y los recibimos en la noche. Tenemos otro segundo tipo de migrantes que son los que huyen de la violencia de los estados de Guerrero y Michoacán el tercer grupo de migrante es el que tenemos de gente que viene buscando trabajo o mejores oportunidades de trabajo o mejores salarios. Y el cuarto grupo que se sumó en mayo 26 es el de los extracontinentales que vienen de diferentes países, especialmente haitianos, rusos, armenios africanos. Ejército de Salvación cedió a partir de esto 50 lugares para los extracontinenteales varones y 20 lugares para mujeres y niños”.

Por lo que toca al gobierno del estado, éste tardó en responder pero finalmente brindó apoyos que permiten hacer frente a varios de los gastos.

“El del estado nos donó 100 despensas al principio y después hubo un intervalo en que no respondía, no quería ver claro el problema pero finalmente cedieron un poco ante las presiones y tantas cosas y nos enviaron un donativo que nos va a ayudar para gasolina luz y ese tipo de cosas” indica Saldaña Tavares.

Y pese a las promesas del titular de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, el gobierno federal buscó la forma de hacerse güey a pesar de las necesidades de las organizaciones en esta frontera.

El gobierno federal Sedesol lanzó una convocatoria pero dado que nuestra institución está registrada en Puebla a nivel nacional no alcanzamos nosotros este apoyo que era para migrantes y que estamos trabajando en Tijuana como está registrado en Puebla no pudimos lograr ese donativo nos duele peor tampoco podemos hacernos locales.

Comenta la noticia

Arriba