Batalla campal entre choferes de Uber y taxistas amarillos

Tamaño

A A A

Un nuevo enfrentamiento se registró esta mañana cuando agentes de la Policía Municipal de Tijuana intervinieron en una pelea campal entre taxis amarillos y un chofer de Uber en la Línea Internacional.

Los taxis amarillos, encabezados por Juan Manuel Zavala, quien es mano derecha de Óscar Morales (aquel que fue acusado anteriormente de apedrear el transporte turístico), agredieron a golpes a un chofer de Uber.


Con anterioridad se han registrado enfrentamientos entre los choferes de este sistema de transporte y los taxistas amarillos en las inmediaciones de la garita internacional de San Ysidro, coto de poder de los transportistas encabezados por Óscar Morales.

Un historial de conflictos

El pasado mes de octubre, una unidad de Uber fue vandalizada cuando el chofer se disponía a recoger a un cliente en las inmediaciones de la Garita de San Ysidro, informó la entonces directora de la Policía Municipal, Olivia Margarita Vidal Plata.

Señaló la funcionaria que el automóvil resultó con los vidrios rotos debido a las piedras que le lanzaron, y opinó que los ataques contra las unidades del servicio Uber se debe a la oposición por parte de transportistas para la modernización, por lo que se ha vuelto una situación muy complicada.

Solicitó a los choferes de Uber que hayan sido agredidos o violentados pongan sus quejas ante las autoridades correspondientes para actuar en consecuencia.

Cuestionada sobre si hace falta “mano firme” contra los taxistas amarillos por no ser la primera vez que ejercen violencia contra otros prestadores de servicio, respondió: “contra todos, no solamente con los amarillos; todo aquel que agreda a cualquier tipo de transporte”.

El pasado 9 de julio, Una videograbación publicada en red social de Facebook por una usuaria, muestra a dos unidades de la empresa Taxis Económicos o “amarillos”, quienes tratan de agredir al conductor de un auto de la empresa Uber, sin embargo, al darse cuenta de que ciudadanos los están grabando, al final desisten y se dan a la fuga.

En el video se aprecia cómo uno de los taxistas amarillos golpea la unidad de Uber con la puerta de su vehículo, mientras que la persona que va grabando el video menciona claramente que “unos taxis amarillos se quieren chingar a un Uber”.

Las dos unidades de taxis van siguiendo al conductor de Uber por la zona Río, a la altura del monumento a Cuauhtémoc, a quien en reiteradas ocasiones le van cerrando el paso, y lo señalan de manera intimidatoria.

Por los comentarios de una persona que acompaña a la que va grabando, se alcanza a percibir que los números de las unidades de taxis son 4144 y 3167, es cuando parece que sus choferes se percatan de que los van grabando y deciden tomar otro camino.

Finalmente, trascendió que uno de los taxistas fue detenido y la unidad remolcada a un “corralón”, mientras que el XXI Ayuntamiento hizo un llamado a quien se considere afectado para que ponga la denuncia correspondiente ante las autoridades.

El primer conflicto

En julio pasado, se registró la primera de estas agresiones cuando más de 40 conductores de Uber armados con palos, estuvieron a punto de enfrentarse con una veintena de choferes de los taxis amarillos. Sólo la llegada de los elementos policiacos, tres minutos después del reporte (y no 40, como argumentan los primeros) logró impedir una batalla campal. No obstante, en esa ocasión sí hubo un lesionado: un conductor de Uber que viajaba como copiloto, pero que no era pasajero, como se informó por parte de estos.

Una versión inicial, rendida por un valet parking en la Zona del Río, indica que un taxista amarillo se disputó a un pasajero con un chofer de Uber, tras lo que más de 40 conductores de este sistema se acercaron al área.

El agredido no portaba cartera. Por consiguiente, no llevaba licencia, por lo que no habría podido trabajar.

Por parte de los taxistas amarillos también hubo lesionados, pero estos se refugiaron en su estacionamiento y, siempre de acuerdo a testigos, no portaban bats como se dio a conocer.

De acuerdo a la versión oficial, la cual contradice los datos vertidos por los conductores de Uber, las patrullas arribaron al sitio del conflicto en forma inmediata, a las 5:03 de la mañana.

El agredido, Giovanni Roberto Moreno Ramírez, de 19 años de edad, no era pasajero sino uno de los mismos conductores de Uber, el cual indicó que su agresor era el chofer del taxi 3022, por lo que se ubicó a José Javier Flores Flores, el cual no fue reconocido por Moreno Ramírez como su agresor.

Al no haberse presentado un agresor, se turnó el caso a la Unidad Investigadora Sin Detención.

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter

Comenta la noticia

Últimas noticias

Arriba