Alerta la UNAM por afectaciones en 142 zonas de humedales del país

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las 142 zonas de humedales que existen en el país, y que forman parte del suelo de conservación en México, se encuentran total o parcialmente afectadas, advirtieron especialistas del Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Con motivo de la celebración del día Mundial de los Humedales, la académica Irma Escamilla Herrera aseguró que dichos espacios, que cumplen una función ecológica “relevante y fundamental”, carecen de atención e infraestructura “idónea” para su preservación, debido a que actualmente “todos están parcial o totalmente afectados”.

En un comunicado, Escamilla Herrera resaltó también que pese a que existe una reglamentación que protege esos ecosistemas, “datos evidencian que están en creciente riesgo”.

De acuerdo con la doctora en Geografía de la UNAM, uno de los factores más importantes en la degradación son los asentamientos humanos irregulares. La pobreza y la falta de regulación, dijo, “mantiene a poblaciones marginadas en espacios ubicados en los contornos de las ciudades, ya que este tipo de suelo de conservación es la única alternativa que tiene la gente”.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CNANP) considera a los humedales como hábitat naturales de especies de flora y fauna, amén de que favorecen la filtración de agua de lluvia, regulan el clima, capturan dióxido de carbono y preservan la biodiversidad.

En suma, subraya la dependencia, se trata de “elementos vitales en la estructura económica de las naciones”.

En la Ciudad de México, por ejemplo, existen más de 800 asentamientos irregulares (instalados en 8 mil hectáreas de suelo de conservación), mismos que son hogar de cerca de 42 mil familias.

“En esta región, las zonas afectadas son Xochimilco –que concentra 300 de esos asentamientos, poblados por más de 125 mil personas– y Tláhuac –que reporta 81 de ellos y alojan a más de 4 mil familias.”

El artículo tercero de la Ley de Aguas Nacionales define a los humedales como zonas de transición entre los sistemas acuáticos y terrestres, mismos que constituyen áreas de inundación temporal o permanente.

Según la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, se estima que se han perdido 6 millones 968 mil 452 hectáreas de humedales en un periodo de 30 a 40 años.

Comenta la noticia

Arriba