Astudillo, Juárez Cisneros y Ruiz Massieu imponen dirigencia del PRI en Guerrero

CHILPANCINGO. Gro. (apro).- Los exfuncionarios del gobierno de Héctor Astudillo Flores, Heriberto Huicochea Vázquez, quien se benefició con la construcción del cementerio destinado a cadáveres sin identificar y Gabriela Bernal Reséndiz, cuya hermana fue detenida junto a un jefe de sicarios del cártel de los Beltrán Leyva en Acapulco, se registraron como planilla única para asumir la dirigencia estatal del PRI en Guerrero.

La nueva dirigencia estatal del tricolor fue impuesta por el mandatario estatal, en acuerdo con el actual subsecretario de Gobernación, René Juárez Cisneros, y la excanciller Claudia Ruiz Massieu, quien recomendó directamente a su colaboradora Gabriela Bernal, indicaron fuentes oficiales a Apro.

Las mismas fuentes consultadas señalaron que de esta forma el triunvirato conformado por Astudillo, Juárez y Ruíz Massieu, se alistan para repartirse candidaturas en los próximos procesos electorales.

El evento protocolario se realizó ayer en la sede del Comité Directivo Estatal (CDE) del tricolor, ubicada al sur de esta capital donde se informó que ambos serán ratificados en asambleas políticas regionales el sábado 28.

Huicochea Vázquez, quien será ungido como presidente del CDE del PRI en la entidad, se venía desempeñando como coordinador del programa Seguro Popular y durante su periodo como funcionario de la administración de Astudillo se caracterizó por hacer negocios al amparo del poder.

En diciembre, Proceso publicó el reportaje titulado En Guerrero se desbordan los cadáveres, donde se indica que autoridades ministeriales y de Salud estatal decidieron inhumar 460 cuerpos que no han sido identificados oficialmente y estaban almacenados en las unidades del Servicio Médico Forense de Iguala, Acapulco y Chilpancingo, en una fosa común denominada Cementerio Forense Estatal, ubicada dentro del panteón privado Parque Cementerio La Paz, al poniente de esta capital y propiedad de Heriberto Huicochea Vázquez.
La fosa común es conocida como “El cementerio de botellas” porque junto a cada uno de los cuerpos depositados en gavetas individuales se colocan botellas de plástico con un papel adentro donde se anotan los datos básicos del cadáver: número de averiguación previa, lugar del hallazgo y fecha de resguardo. En un acto similar a la época del franquismo en España.

El gobierno de Astudillo se ha negado de manera sistemática a explicar la causa por la que benefició al virtual dirigente estatal del PRI, Heriberto Huicochea con este negocio realizado entre políticos y en el contexto de la ola de violencia, impunidad y corrupción que azotan la entidad .

Incluso, autoridades de la Fiscalía General y de Salud estatal se han rehusado a informar sobre el monto de la inversión de la fosa común, cómo se adjudicó el contrato y cuál fue la empresa beneficiada para ejecutar el proyecto, calificado como “el primero en su tipo” a nivel nacional.

Por su parte, Gabriela Bernal, dejó el cargo de titular de la Secretaría de la Mujer del gobierno astudillista para ocupar la secretaría general del PRI estatal y se considera como gente cercana a la ex canciller Claudia Ruiz Massieu.

En julio pasado, la hermana de la ex funcionaria de Astudillo, Ximena Bernal fue detenida junto a Carlos Alberto El Ruso, señalado por el gobierno federal como brazo armado del cártel de los Beltrán Leyva en el puerto de Acapulco y actualmente ambos inculpados se encuentran presos por narcotráfico.

Este es el perfil de los nuevos dirigentes estatales del tricolor en la entidad que sustituyen a José Parcero López, quien en noviembre de 2015 acudió a la toma de protesta de Iván David Alonso Bustamante, como coordinador de vinculación empresarial de la fundación Colosio que dirige el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Robespierre Robles Hurtado.

Alonso Bustamente es hijo del empresario Joaquín Alonso Piedra, detenido el año pasado por su presunta participación en el cártel de los Beltrán Leyva como operador financiero en el puerto de Acapulco.

Luego de que Proceso dio a conocer este hecho que involucra al representante del Poder Judicial en Guerrero y empresarios porteños con el narco, José Parcero López deslindó a su partido de los nexos entre Robespierre Robles e Iván Alonso.

“El partido se deslinda de la vida privada de cada quien. Debemos considerar que los partidos políticos son abiertos a la sociedad y que pueden llegar militantes que pudieran tener procedencia indebida y no la conozcamos”, indicó Parcero en agosto pasado.

Comenta la noticia

Arriba