Aves de rapiña

A este paso solo se tratarán enfermedades básicas como la gripe, diarreas y otras infecciones y casos de trauma

Diseño / PSN.SI
Tamaño

A A A

Aunque las instituciones como el IMSS, el ISSSTE, la propia Secretaría de Salud desmienten estar en un proceso de privatización, los hechos demuestran lo contrario pues está entrando en vigor un nuevo modelo de salud que apenas entrega servicios básicos a la población y deja fuera las enfermedades crónico degenerativas.

Uno de los primeros efectos de esta medida, y que puede ser corroborada por los derechohabientes, es la cada vez más limitada gama de medicamentos del cuadro básico, lo que margina a los pacientes de enfermedades como la diabetes, el cáncer, vih, hipertensión e insuficiencia renal, toda vez que son las que generan más gasto y por consiguiente, los directivos de estas instituciones los dejan morir. Se trata, en dos palabras, de un genocidio de Estado.

Como ejemplo, un fármaco potente como la Ceftriaxona se encontraba bien surtido en la farmacia del ISSSTECALI, pero no podía ser recetado al estar bloqueado por el director de este instituto. Al cabo de 12 meses de no ser recetado, los encargados del suministro dejan de adquirirlo y por consiguiente desaparece del cuadro básico.

A este paso, dicen los médicos que denuncian estas irregularidades, solo se tratarán enfermedades básicas como la gripe, diarreas y otras infecciones y casos de trauma, pero se deja de cubrir todos aquellos males graves que son precisamente los que más se han elevado a causa de una deficiente alimentación, ¡y cómo se van a alimentar bien las grandes mayorías de los mexicanos con los magros ingresos que perciben¡

En lo futuro, el manejo de los hospitales queda en manos de las conocidas APPs, estas asociaciones público-privadas que se han caracterizado por ser un gran negocio para funcionarios de altos niveles y sus amigos empresarios, y actualmente ya se han construido nosocomios de alta especialidad a través de este esquema.

La Ley General de Salud establece que los Regímenes Estatales de Protección Social en Salud plantea la construcción de hospitales manejados por el sector privado, concesionados hasta por 30 años.

Voces como la de Ismael Bautista, fundador del Movimiento Nacional de Trabajadores del IMSS, afirman que el Banco Interamericano de Desarrollo proyecta la intervención de estas APPS para erigir hospitales mientras que la subsecretaria de Hacienda Vanessa Rubio y el presidente de la Consar, Carlos Ramírez, proponen que los recursos de las afores se destinen para crear la infraestructura de salud.

Otro ejemplo: el Hospital de Salud Mental de Tijuana, un negocio más de los panistas que, construido con recursos públicos sobre un terreno donado por el gobierno municipal, quedó en manos de un patronato, que lo conduce como una institución privada que cobra 3 mil pesos por noche, más caro que un hotel de lujo en Puerto Vallarta o en Los Cabos. El patronato está encabezado por el ex secretario de Salud José Bustamante, quien con acceso a información privilegiada, conoce la ruta para allegarse fondos estatales y federales y usufructuarlo como un nosocomio particular.

Recordemos cómo los gobiernos neoliberales del PRI y del PAN nos vendieron la ilusión de las guarderías subrogadas, y ya vimos el resultado: el incendio de la Gardería ABC dejó 49 niños muertos y más de 60 lesionados de por vida, y 19 procesados, de rangos bajo y medio, pero personajes como Marcia Gómez del Campo,  prima de Margarita Zavala y socia fundadora de la citada guardería, no fue tocada ni con el pétalo de una foja del Ministerio Público. Esas son las verdaderas aves de rapiña de los gobiernos del PRI y del PAN que ya privatizaron hasta la salud, pero que disfrazan sus verdaderas intenciones con leyes que quieren sonar hasta poéticas.

Circula información de que en este mes de agosto, en el marco de la asamblea general del IMSS en que se reúne el Consejo Técnico con el presidente de la República, los comisionados en salud como el secretario de Trabajo Hacienda y director del IMSS firman el nuevo modelo de salud que sustituye el IMSS, lo que presenta una privatización.

Aunque por varios medios estas entidades desmienten que se encuentren en un proceso privatizador, pues advierten que no van a cobrar a los pacientes por la prestación de servicios de salud, no hace falta recaudar con la prestación de los servicios que el IMSS, ISSSTE, la Secretaría de Salud y otras prestan, pues con las cuotas tienen ya que suman millones de pesos anualmente. Tan solo el IMSS recaudó 114 mil millones de pesos entre enero y mayo de este 2017.

A lo que vamos a llegar en cuestión de unos años, con estos esquemas propuestos desde el gobierno de Vicente Fox, pasando por los de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, es a ser un país de trabajadores viejos, enfermos y sin dinero ni jubilaciones, pues hoy ya somos un país que vive del subempleo y que padece los abusos de estas aves de rapiña.

 

 

 

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter

Comenta la noticia

Últimas noticias

Arriba