Diplomático estadounidense expulsado de Nueva Zelanda después de que denegaran la exención de la inmunidad diplomática

Larry W. Smith/EPA
Tamaño

A A A

Un diplomático estadounidense se vio obligado a abandonar Nueva Zelanda por las acusaciones de que estaba involucrado en un grave incidente criminal.

La policía de Nueva Zelanda dijo que fue llamada en las primeras horas del domingo pasado en la comunidad de Lower Hutt, justo a las afueras de Wellington, donde se encuentra la embajada estadounidense.

La policía dijo que el diplomático estadounidense abandonó la escena antes de que llegaran los agentes, y no se realizaron arrestos, ni hubo “ninguna persona detenida”.

El hombre estaba protegido por la inmunidad diplomática, por lo que la policía de Nueva Zelanda pidió al Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio (MFAT) que la bloqueara para que pudieran proceder a una investigación.

El ministerio aceptó la petición porque el presunto delito era grave, es decir, que lleva una pena de prisión de un año de más.

El ministerio apeló a la embajada estadounidense para que renunciara a la inmunidad del hombre el mismo día, pero el gobierno estadounidense se negó, y el viernes los funcionarios del MFAT pidieron al diplomático que saliera inmediatamente de Nueva Zelanda. Se entiende que el diplomático ha salido del país, aunque la policía de Nueva Zelanda dijo que la investigación era “activa”.

Según el MFAT, los diplomáticos extranjeros en Nueva Zelanda tienen inmunidad frente a cualquier proceso criminal, incluyendo investigaciones y procesamientos. Sin embargo, el gobierno de Nueva Zelandia deja claro que el personal diplomático extranjero debe acatar la ley y “renunciar a la inmunidad si el MFAT lo solicita si hay denuncias de delitos graves”.

La televisión neozelandesa informó que el diplomático estadounidense en el centro del incidente fue Colin White, un agregado técnico que trabaja junto a su esposa en la embajada estadounidense en Wellington. TVNZ informó que White había recibido una nariz rota y un ojo negro durante el misterioso incidente.

Se cree que White estuvo involucrado en trabajar junto a la agencia de espionaje de Nueva Zelanda, la GCSB, informó TVNZ, aunque esto no pudo ser confirmado.

En un comunicado, la embajada de Estados Unidos dijo que no podía comentar específicamente sobre asuntos bajo investigación. “Tomamos en serio toda sugerencia de que nuestro personal no ha cumplido con los altos estándares de conducta que se esperan del personal del gobierno de Estados Unidos”.

En un caso de alto perfil en 2014, el diplomático malayo Muhammad Rizalman bin Ismail se vio obligado a regresar a Nueva Zelanda para enfrentar cargos criminales después de ser acusado de agredir indecentemente a una joven en Wellington y defecar fuera de su puerta.

Ismail fue condenado por asalto indecente el año pasado y sentenciado a nueve meses de detención domiciliaria, que sirvió en Nueva Zelanda.

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter

Comenta la noticia

Últimas noticias

Arriba