El “gasolinazo” que transformó a un país… a Venezuela

BOGOTÁ (apro).- A principios de 1989, el gobierno de Venezuela argumentó que el “gasolinazo” era inevitable, que el subsidio que se aplicaba al combustible horadaba las finanzas públicas y que, de mantenerse alto, el país iría a la ruina económica.
Pero, igual que ocurre hoy en México, un “ajuste” desproporcionado al precio de la gasolina resultó muy difícil de explicar en un país productor de petróleo en el que la ciudadanía tiene en la retina la corrupción de sus gobernantes, la impunidad con la que actúan y la cantidad de casos de enriquecimiento inexplicable que existen en diferentes niveles de la administración pública.

Adquiere una fotografía para ilustrar esta nota aquí

Buscar
Búsqueda avanzada
Añadir a favoritoComprar $1,160.00
Entradas recientes
Juan Gabriel temía que su foto postmortem se difundieran en

Comenta la noticia

Arriba