Grupos de derechos humanos lideran marcha en París contra la brutalidad policial

Stephane de Sakutin/AFP
Tamaño

A A A

Grupos de derechos humanos y las familias de las víctimas organizaron una manifestación el domingo en París contra la brutalidad policial, esto tras la reciente violación de un joven aumentara la tensión sobre las acusaciones de golpizas y muertes bajo custodia policial.

Después de que un oficial de policía fuese acusado de violar a un joven negro, Theo, con una batuta durante un violento arresto en Aulnay-sous-Bois, al norte de París el mes pasado, estallaron enfrentamientos y disturbios en las fincas alrededor de la capital francesa, que llevaron a más de 250 arrestos.

Esta semana, un oficial de policía de 37 años, Damien Saboundjian, fue encontrado culpable de agresión deliberada después de disparar a un sospechoso, Amine Bentounsi, mientras lo perseguía en un suburbio norteño de París en 2012. Se le dieron cinco años de sentencia suspendida. Defensores contra la violencia policial aprobaron la decisión del tribunal de apelación de París de revocar una absolución anterior.

Daniel Merchat, el abogado defensor del caso, acusó a la corte de apelación de ser anti-policía. El sindicato de policías franceses protestó contra el veredicto, quejándose de la imagen negativa de la policía en Francia: “[Hacen ver a] los policías como fascistas, todos violentos, que no respetan la ley”.

A la policía francesa se le acusa de usar fuerza excesiva en los barrios más pobres, en particular contra los sospechosos de raza negra y de minorías étnicas.

La Liga Francesa de Derechos Humanos, que encabezó la marcha de protesta del domingo, dijo en un comunicado que la manifestación debía expresar “enojo ante la reiterada violencia policial” y advertir contra “una noción pervertida de seguridad pública y protección de los ciudadanos”.

Amal Bentounsi, cuyo hermano fue asesinado por Saboundjian, fue uno de los organizadores. Dijo que la policía “parece beneficiarse de la impunidad abyecta”, mientras que los que se movilizaron para descubrir la verdad sobre las muertes fueron “víctimas de campañas de criminalización”.

La lenta reacción de las autoridades a la muerte bajo custodia policial de un joven negro, Adama Traoré, en Beaumont-sur-Oise, en las afueras de París el verano pasado, provocó acusaciones de violencia policial y encubrimiento estatal. Una investigación está en curso.

Después de una manifestación en la que la familia demandó la verdad sobre la muerte de Traoré y trató de acceder a una reunión del consejo local, dos de los hermanos del fallecido fueron hallados culpables de agredir verbal y físicamente a los agentes de policía y uno fue encarcelado.

Un tercer hermano fue encontrado culpable de violencia y condenado a una pena de cárcel en un caso separado este mes. Fue condenado por la paliza a un hombre que había presentado una denuncia de violencia contra Traoré cuando habían estado juntos en la prisión en 2015.

La familia Traoré ha dicho que ha sido injustamente atacada por el sistema de justicia. Assa Traoré, la hermana que lidera su lucha por la justicia, dijo a Le Monde: “Un segundo Traoré en prisión, pero ningún gendarme ha sido acusado de la muerte de mi hermano. ¿Dónde está la justicia en Francia?

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter

Comenta la noticia

Últimas noticias

Arriba