Interviene INAPAM en casos de abusos contra empacadores en supermercados

El Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, INAPAM, intervendrá en los casos de maltrato que hombres y mujeres de avanzada edad sufren en los supermercados en su labor como empacadores, donde son objeto de maltratos y humillaciones por parte de gerentes, supervisores y cajeros, lo mismo da que sea de Walmart, Calimax, Comercial Mexicana, Ley o Soriana.

Alberto Bravo Quintero, delegado del INAPAM, indica que “esa es una campaña que también emprendí desde que llegué a la delegación estoy tratando este tipo de denuncias, he intervenido en muchísimas partes por el lado del empacador estamos concientizando a la empresa y estamos resolviendo una serie de problemas el empacador voluntario no tiene más que la responsabilidad de empacar y estamos trabajando para que se sientan protegidos les doy mi tarjeta les digo que no están solos”.

Junto con los casos de maltrato y abusos en los supermercados, el INAPAM emprende una campaña de prevención contra el maltratado y abandono familiar. El delegado de la dependencia, Alberto Bravo Quintero, lamenta que haya tenido que reformarse el código penal para castigar con cárcel a quien abandone a los adultos mayores cuando que el cuidado de estos debiera ser una acción voluntaria.

“Las estadísticas están fuera de la realidad, la mayoría no denuncia y aquí las oficinas de INAPAM se han convertido en un punto de referencia para todos los problemas, en todo caso para la denuncia estamos promoviendo esta campaña los turnamos a las autoridades correspondientes” dijo.

En torno a las estadísticas de abuso y maltrato, el funcionario consideró que en el caso de los familiares de edad avanzada, estas no reflejan la profundidad del caso por una sencilla razón.

El delegado del INAPAM concluyó que “el adulto mayor tiene miedo de denunciar a su familia a su familia tiene derecho a una vida digna y saludable una persona útil y una persona responsable y una persona productiva”.

Para los empacadores que viven de propinas y sin un sueldo fijo, trabajar en Walmart, Soriana, Comercial mexicana o Calimax se traduce en gritos, humillaciones y la amenaza constante del despido, pues muchos de ellos no pueden defender sus derechos.

La señora María González, ex empacadora de Walmart, explica que “tenemos mal trato por manejadores supervisores y cajeros nos han humillado de una manera, yo el 9 de mayo le pedí salir el 10 de mayo o no llegar al trabajo porque tenía cita con el doctor, o se quiere divertir, le dije que tenía una cita con el doctor de los ojos, él me dijo que no, yo asistí al trabajo sin decir nada, yo creo que no le gustó lo que le dije porque me empezó a tratar mal a gritarme”.

Son los gerentes, supervisores, cajeros y otros empleados de los grandes supermercados, quienes abusan de la necesidad de los hombres y mujeres de la tercera edad, para cuyo manejo no han recibido la mínima capacitación por parte de la Secretaría del Trabajo, donde evidentemente nunca se ha presentado una sola denuncia al decir de su titular, Juana Laura Pérez Floriano. Pero la realidad es otra…

La ex empacadora Walmart dice que “no nos dejaban, nos tenían asustados les teníamos miedo, todos les tenemos miedo los empacadores por eso no se defienden no hablan porque tienen miedo”.

Los empacadores deben soportar esas humillaciones a cambio de un ingreso que ronda los 4 mil pesos mensuales, que destinan al pago de medicamentos y servicios principalmente, pero algunos de ellos, son despedidos como el caso de un conocido de la señora María.

“La manejadora le empezó a llamar la atención lo humillo y le dijo que etas despedido… Me da pena con mis compañeros que tienen miedo a perder la ayuda que recogen de los clientes el pago es de los clientes, en una semana unos mil pesos, al mes varia la propina” explica.

Una cajera le pidió que le compraran una soda y como no se la compro lo regañó y le comenzó a aventar el mandado, la señora María Luisa, cajera, me aventaba el mandado y me daba en los dedos…supervisores Jesús Castro los trataba muy mal yo sé que muchos empacadores le pueden preguntar pero es el miedo a perder la ganancia que tienen por día

Las autoridades explican que este panorama de los adultos mayores se agudiza conforme se reducen las posibilidades de empleo, como lo explica la directora del Instituto Municipal de la Mujer, Gabriela Navarro Peraza.

“Es la falta de oportunidades, si hay una falta de oportunidades para mujeres de en etapa productiva entre los 20 y los 40 años imagínate una mujer de una edad avanzada, sale en los medios de comunicación en los periódicos se solicita mujer no mayor de 40 años entonces que hacer ante la necesidad de comer y de sobrevivir” indica.

Para la especialista, es lamentable el que algunos hombres y mujeres de la tercera edad sean objeto de discriminación y abuso por parte de los encargados de diversos establecimientos.

La directora del INMUJER agrega que “la necesidad en un momento dado te orilla, es un tema de género, hay una discriminación laboral por razones de la edad yo me atrevo a pensar que para uno inclusive como profesionistas entre mayor edad tengas es más difícil encontrar empleo, desaprovechando la sabiduría de la gente de la tercera edad”.

Comenta la noticia

Arriba