La pesadilla mexicana se vuelve tragedia

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- Este 2017 será un año trágico para la economía del país, pero sobre todo para la de los hogares mexicanos. En relación con enero de 2016 la población resentirá, al arrancar el año, los efectos de tasas de interés 53% más altas, un peso depreciado en casi 20% en el año y alrededor de 60% desde que se inició el gobierno de Enrique Peña Nieto, y una inflación anual de casi 3.5%, cuando un año antes fue de 2.13%.

Es decir, que todo será más caro: los créditos de todo tipo para las personas y el financiamiento para las empresas. Más caros también los insumos importados para la industria y el comercio.

Comenta la noticia

Arriba