Medio siglo oculto, un greco aparece en México

Tamaño

A A A

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- A más de 400 años, El Greco sigue dando sorpresas… esta vez en México.

Luego de una serie de rigurosos análisis por parte de especialistas mexicanos, se confirmó lo que parecía imposible: un óleo de los años de madurez del pintor manierista fue encontrado en nuestro país.

La obra sin firma de 136.5 x 89.7 centímetros representa al apóstol San Andrés en medio de un paisaje de la campiña toledana, pintado “al más puro estilo renacentista”, según se lee en la “Memoria de trabajo”.

Un equipo de notables mexicanos, entre ellos el conservador y restaurador José Sol Rosales, el ingeniero químico Javier Vázquez Negrete, y el investigador Alejandro González Acosta, demostraron que el cuadro adquirido por el grupo promotor de cultura Los Contemporáneos, A.C. en 2014, es el santo con cruz aspada que perteneció hasta el siglo XIX a la Colección Diego Cánovas de Madrid, España, cuya autoría es de Domeniko Theotokopoulos, llamado El Greco.

Los estudios determinaron la fecha de realización entre 1600 y 1605, y salida de España en medio de la Guerra Civil (1936-1939) con destino a Nueva York, donde estuvo en una bodega desde finales de la década de 1930 hasta 1963.

De ahí llegó a México, donde estuvo casi cinco décadas en casa de la familia Escalante Fouque, que en 2012 cedió los derechos al anticuario Jorge Urbina, según narró a este semanario el presidente de Los Contemporáneos, Salvador Riestra.

Desde su arribo al país y sin mayor documentación ni firma, se desconocía que era de Theotokopoulos (Creta, Grecia, 1541-Toledo, España, 1614).

Fue hasta 2014 que llegó a manos del patronato de Los Contemporáneos cuando se hicieron los estudios respectivos para conocer al autor: análisis químicos, genealógicos, técnicos, espectográficos y radiológicos que tomaron dos años develaron su “autenticidad”, según la carpeta de estudios proporcionada a Proceso.

Ello a pesar del escepticismo y desdén de especialistas españoles consultados, como el historiador Fernando Marías, y Leticia Ruiz, jefa del Departamento de Pintura Española en el Museo Nacional del Prado. Esta última asentó en un correo electrónico su posición a Riestra:

“Mi respuesta fue repetir lo que Harold Wethey (sic) escribió al respecto en su catálogo sobre el Greco de 1962 (x-233), cuando la pintura se registraba en la colección Diego Cánovas: ‘una pobre copia’ bastante tardía en cuanto a su realización.”

Tomó como referencia a Whitey (1902-1984), quien expuso esa idea en el volumen Catálogo razonado (1962), aunque nunca tuvo el cuadro frente a sus ojos.

 

La travesía a México

 

Desde la sede de Los Contemporáneos –grupo de intelectuales y artistas conformado en 1998–, Riestra explicó cómo llegó el cuadro a su poder:

“Fue una sorpresa pues no había mucha documentación, estaba maltratado, muy oscuro, por eso lo vimos con especialistas. Se sometió a limpieza por parte del maestro José Sol, lo que tomó casi un año, e investigación y exámenes químicos, colores, tela, madera del bastidor. Ahora sabemos que se realizó entre 1590 y 1610 y fue pintado por la mano de El Greco.”

–¿Hay manera de refutarlo?

–En el caso de que fuera una institución importante tendrían que tener mucho cuidado, porque podríamos demandar. Están los estudios, las pruebas que confirman origen y antigüedad y se encuentran debidamente registradas en un informe.

–¿En cuánto lo compraron y cuál es su valor actual?

–La adquirimos cuando tuvimos la certeza de que sí era, y lo que hicimos fue cambiarlo por varias obras de arte de la Colección Los Contemporáneos, entre ellas de David Alfaro Siqueiros. El valor del arte es subjetivo.

Ante la insistencia, respondió:

“Sólo puedo decir que los Grecos se valúan en millones de euros.”

En 2013 Sotheby’s de Londres, Inglaterra, subastó dos obras de El Greco: Santo domingo rezando por 10 millones 676 mil 683 euros, y Cristo en la cruz por cuatro millones 16 mil 872 euros; un año después la misma casa, pero con sede en Nueva York, alcanzó cuatro millones 345 mil 670 euros por una Anunciación.

–¿Qué va a pasar con el cuadro?

–Por ahora se encuentra en una bodega y este mismo año lo queremos mostrar en un museo, estamos en pláticas con el área de comunicación de la Secretaría de Cultura.

–Posterior a eso, ¿se quedará con ustedes, lo puede ver el público?

–Estamos viendo la posibilidad de exhibirlo nosotros y también trabajamos en una galería de la Colección Los Contemporáneos, sólo que aún no tenemos una colección definitiva. Por ahora se mueven mucho las piezas… ¿verlo? por ahora quizás a través de una cita.

La colección del patronato se acerca a las 350 piezas, entre óleos, grabados, dibujos, esculturas, fotografías de artistas como Raul Anguiano, Pedro Friedeberg, Pedro Coronel, Leonora Carrington, Diego Rivera, Francisco Toledo, Wifredo Lam, David Alfaro Siqueiros, incluidos anónimos, como un óleo austriaco del siglo XIX de recién adquisición.

Además adelantó que a raíz de la labor y éxito del trabajo con el San Andrés, ya piensan en un Departamento de Investigación Científica de Obras de Arte, mismo que abrirían en breve, único en el país.

 

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter

Comenta la noticia

Últimas noticias

Arriba