Neumococo es prevenible

Dentro de los programas preventivos que mantiene el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se contemplan las enfermedades respiratorias, tales como la neumonía, por ser considerada una infección grave de los pulmones. Esta enfermedad surge cuando las células de los pulmones secretan más moco de lo normal y se dificulta la correcta entrada de oxígeno a la sangre, provocando un funcionamiento inadecuado, explicó el doctor Óscar Castro Guevara, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 38 del IMSS en San Luis, Río Colorado, Sonora.

En ese sentido, Castro Guevara advirtió que los menores de 2 años de edad son más proclives a sufrir este tipo de afecciones por diferentes agentes, pero el más común es el neumococo, provocado por la bacteria estreptococo pneumoniae.

Los síntomas generalmente afectan el estado general del paciente con fiebre, escalofríos, tos con flemas purulentas y dificultad respiratoria variable; asociados a un incremento en los latidos del corazón acompañados de silbidos o ronquidos.

En los menores las manifestaciones son diferentes, ya que además padecen de quejido respiratorio, aleteo nasal, aumento de la frecuencia respiratoria, falta de aire y hundimiento en las costillas al respirar; presentan períodos en los que dejan de respirar por algunos segundos y en algunos casos, coloración azul en los labios y dedos. También manifiestan irritabilidad, vómito, distensión, dolor abdominal y diarrea, entre otros.

Ante lo delicado de este padecimiento, el especialista hizo un llamado a toda la población para acudir con el médico familiar en cuanto se presenten los primeros síntomas, ya que en ocasiones se confunden con una gripe común adoptando el tratamiento inadecuado y como resultado hay consecuencias graves y en algunas ocasiones fatales.

Exhortó evitar la auto medicación, ya que aun cuando uno de los tratamientos utilizados por mucho tiempo y con efectividad han sido a base de penicilina, cada vez existen más variedades de neumococo resistentes a ella, por lo que el médico es quien debe evaluar el mejor tratamiento de acuerdo con las características y necesidades de cada paciente.

La vacunación es la mejor forma para prevenir la neumonía por neumococo, misma que se aplica en el programa de salud del niño PrevenIMSS a la edad de 2, 4 y 12 meses y en adultos a partir de los 20 años de edad con refuerzos cada 5 años.

Finalmente, recalcó los factores de riesgo que aumentan las probabilidades de contraer neumonía como: tabaquismo, enfermedad pulmonar crónica, demencia, accidente cerebrovascular, lesión cerebral, parálisis cerebral, problemas del sistema inmunitario, cardiopatía, cirrosis hepática o diabetes mellitus, traumatismos y cirugías para tratar cáncer de la boca, la garganta o el cuello.

Comenta la noticia

Arriba