Nuevo desliz discursivo: Peña Nieto en el Día Internacional de la Mujer

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Para el presidente Enrique Peña Nieto, el Día Internacional de la Mujer no fue un buen día… al menos en lo discursivo, pues no atinó a dar con el motivo de la efeméride: primero consideró que las mujeres víctimas no “encuentran la fuerza” para dejar el entorno de violencia y, luego, sin reparar en las cifras de feminicidio, sostuvo que “algunos casos” de violencia intrafamiliar llegaron a la muerte de alguna mujer.

En la residencia oficial de Los Pinos se colocaron sillas en torno a un templete para el acto, un formato que desde hace meses utiliza el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y ocasionalmente el mandatario federal para encuentros con algún sector de la población.

Hoy, el evento fue por el Día Internacional de la Mujer y, a diferencia de la mayoría de sus actividades públicas, Peña Nieto se hizo acompañar de la primera dama Angélica Rivera.

A ella dedicó algunas palabras, entre otras, sobre los consejos ésta le da aunque, advirtió, no siempre le hace caso:

“Gracias, amor, por estar aquí siempre pendiente, con tu orientación, tu consejo. Y siempre me da consejo. Sabe que no siempre, a lo mejor, termino por escucharlo o atenderlo, pero siempre está presente el consejo, como seguro estoy lo está en el trabajo y en la labor que realizan todos los hombres de México. Ahí está atrás el consejo de la mujer, o al lado, el consejo de la mujer. Ya que lo atiendan o no, es otra cosa, pero ahí está, seguro estoy que ahí está”, dijo.

Además, Peña Nieto le hizo un reconocimiento por dedicarse al sistema DIF, cuando no era la actividad a la que ella estaba entregada sólo para apoyar a su marido.

Con una amplia representación de las mujeres de la clase política y de organizaciones de la sociedad civil, así como de beneficiarias de distintos programas gubernamentales, el presidente de la República fue enfático al condenar el machismo, luego de estacar algunos “avances” en la agenda legislativa:

“Pero lo que tenemos que pensar son en las millones de mujeres que, a lo mejor no están en el afán o el interés de la vida política, pero que lamentablemente pesa sobre ellas o son víctimas de discriminación, de violencia y de una cultura machista, que aún no hemos podido erradicar de nuestro país”, afirmó.

“Y hoy, en este Día Internacional de la Mujer, si he de convocar o hacer un llamado a la sociedad mexicana, a las distintas expresiones y organizaciones políticas, y háblese partidos políticos y no políticas, cualesquiera otras que participan en distintos afanes y propósitos, es realmente ocuparnos de, en el esfuerzo que realizan, buscar formas de erradicar y de combatir, de dar una lucha frontal contra toda expresión de machismo”, agregó.

Peña Nieto –cuyo gabinete de 20 secretarías cuenta sólo con dos mujeres titulares– aseguró que su gobierno implementó una norma de no discriminación, e inclusive, ejemplificó su política para que se adopte en otros poderes de la Unión y organismo autónomos.

“Basta ya de que sea el hombre el que ocupe a veces lugares de preminencia o quienes vayan por delante”, exclamó y pidió abrir espacios y adecuar el marco jurídico.

 

Por “algún motivo”…

Enrique Peña Nieto también habló de la violencia de género, aunque no lo expuso en esos términos:

“No podemos ser cómplices. Nadie puede ser cómplice por ignorancia, por prejuicios heredados de una cultura machista; una cultura que al final de cuentas, de verdad, auténticamente, genera violencia contra las mujeres.

“Hay millones de mujeres, todos los días, en alguna parte de la geografía nacional, que auténticamente están siendo sometidas a la violencia psicológica o a maltrato, o incluso, a veces, y ha habido casos donde lamentablemente la violencia intrafamiliar ha derivado en la muerte de alguna mujer, y que a veces esas mujeres no encuentran un asidero, la fuerza suficiente para decidirse a abandonar esos espacios de violencia”.

Organizaciones de la sociedad civil han reportado que, precisamente es en el entorno familiar, donde más se generan agresiones, principalmente ignoradas por ministerios públicos y otras autoridades, que finalmente, devienen feminicidio. (http://www.proceso.com.mx/463918/ante-los-feminicidios-la-alerta-genero-basta )

Por lo anterior, agrupaciones especializadas en temas de equidad y erradicación de la violencia posicionaron diferentes etiquetas en redes sociales, como #nomefelicites, en un afán de dimensionar el origen de las luchas feministas de principios del Siglo XX y hacer visibles las problemáticas de género vigentes.

A esto se refirió, sin embargo, Peña Nieto desconociendo el motivo de la conmemoración:

“Concluyo mi intervención reiterando mi felicitación. Miren que yo he leído varias estos días, notas varias, diversas en redes, que además hoy es común, y me sorprendía que viniera además de mujeres, que no era una buena, que hoy no era una buena fecha para felicitar a la mujer. Me dijo, no hay que reconocer, no hay que felicitar a la mujer. Dije, bueno, si no la felicitamos en el Día Internacional de la Mujer me parecería un contrasentido.

“Claro que hay que felicitar a las mujeres, claro que hay que reconocerles. Naciones Unidas por algún motivo estableció hace 40 años el Día Internacional de la Mujer, y estoy seguro que lo hizo a partir de reconocer una condición de injusticia que había para las mujeres del mundo, donde no tenían los mismos espacios, ni reconocimiento a los mismos derechos que tenían los hombres”.

 

Comenta la noticia

Arriba