Con ofrendas, Puebla rinde tributo a los 485 años de su fundación

La tercera edición del Corredor de Ofrendas 2016 ya puede ser visitada por los habitantes y turistas en la capital de Puebla, la cual mediante 17 sedes presentará como tema central el aniversario número 485 de la fundación de esta ciudad.

El Ayuntamiento poblano, las dependencias estatales y municipales, universidades y empresarios fueron los encargados de organizar el corredor en cuatro etapas históricas, ocho obras monumentales y cinco protagonistas, todo relacionado con la historia de Puebla.

Con lo que respecta a las cuatro etapas históricas que marcaron el rumbo de México, en Puebla se puede visitar la Sala de Regidores, en donde colocaron una ofrenda dedicada a la fundación de la ciudad.

Le sigue en esa misma etapa la del Virreinato. Aquí la ofrenda fue montada por la Secretaría de Salud estatal y colocada en el edificio ubicado en la avenida Reforma número 722; el recorrido continúa al Congreso del estado, en donde se le dedica una ofrenda al siglo XIX.

Para concluir con la etapa histórica, la ofrenda que muestra el siglo XX y la trascendencia que tuvo el impulso del ferrocarril en el movimiento revolucionario de México, fue la instalada en el Museo Nacional de Ferrocarriles.

En tanto, las obras monumentales son indiscutibles debido a que la ciudad tiene catalogadas dos mil 619, las cuales, han forjado parte de la entidad, de la historia, de la belleza de esta ciudad capital, y de éstas, ocho fueron las elegidas para rendir un tributo.

De acuerdo con los especialistas, no hay ninguna otra ciudad en México y en América Latina como Puebla, que tenga el mayor número de monumentos históricos catalogados como patrimonio.

Por lo anterior, es que la Gerencia del Centro Histórico colocó en la Casa del Deán una ofrenda que hace a una metáfora del mestizaje.

El recorrido con esa etapa de las obras monumentales continúa hacia la Auditoría Superior del Estado, en donde se revisan las cuentas públicas. Aquí se rinde tributo a la Catedral, que es el recinto más visitado de Puebla.

La caminata lleva al corazón de la capital poblana, que es el zócalo de la ciudad, y frente a él se ubica el Palacio Municipal, en donde el Ayuntamiento colocó en el patio una ofrenda a uno de los momentos más impresionantes del barroco poblano: la Capilla del Rosario.

El trayecto del Corredor de Ofrenda sigue al edificio conocido como Casa de la Cultura, sitio en el que el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes instaló un tributo al Teatro Principal, considerado como el primero en México y probablemente de América Latina.

Los visitantes y habitantes podrán disfrutar la Fiesta de Muertos al caminar sobre las calles del Centro Histórico con dirección al Barrio del Artista.

Comenta la noticia

Arriba