Periodistas de Oaxaca denuncian a alcalde de Tuxtepec por presunto espionaje

OAXACA, Oax. (apro).- Alrededor de 30 medios de comunicación y 50 periodistas de la región de la Cuenca del Papaloapan presentaron una denuncia en la Procuraduría General de la República (PGR) en contra del alcalde de Tuxtepec, Fernando Bautista Dávila, por el presunto delito de espionaje y una serie de acciones intimidatorias.

Los comunicadores también realizaron una protesta pública en la que acusaron a Bautista de instrumentar acciones contra la libertad de expresión, entre ellas la clonación de cuentas en redes sociales, amenazas contra reporteros críticos, manejo de boots cibernéticos y llamadas telefónicas de sus asesores a dueños de medios para amedrentarlos por señalar errores en la administración.

De acuerdo con los afectados, la escalada de agravios contra periodistas inició desde que presidente municipal tomó protesta, el pasado 1 de enero.

Señalaron que el 9 de marzo fue la fecha ‘clave’, porque ese día se filtró en redes sociales un video publicado en cuentas falsas de Facebook, donde supuestamente aparece la directora de comunicación social, Luisa Hernández Cunjama, dando una opinión crítica contra miembros del gobierno municipal.

“El video-escándalo local fue editado por personal experto en la materia y se distribuyó durante la madrugada con la finalidad de destituir a Hernández Cunjama”, apuntaron.

Finalmente la vocera dejó el cargo la mañana de ayer, luego de que el director de recursos humanos, Gilberto Manuel Gutiérrez Márquez, aseguró que el despido fue ordenado por el presidente tuxtepecano, con el argumento de “pérdida de confianza”.

Luisa Hernández se negó a firmar el despido injustificado que la alcaldía intentó hacer pasar como una renuncia.

El director de Administración, Josué Reyna Zavaleta confirmó que el despido se debió al video filtrado en las redes sociales, sin embargo, al ser cuestionado por el espionaje que denunciaron los medios, dijo que la grabación no salió del ayuntamiento, pero sí pudo ser causal del despido.

En su denuncia presentada ante la Fiscalía de Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión (Feadle), los representantes de los medios de comunicación citaron el caso de Oswaldo Martínez Oropeza, quien afirmó que su página fue clonada y desde ahí se hicieron críticas contra los opositores al gobierno de Dávila, en tanto que la exreportera Claudia Ramos fue atacada desde cuentas falsas de manera personal.

Los afectados, quienes recibieron el respaldo del gremio periodístico y de las distintas organizaciones agrupados en la Cuenca del Papaloapan, exigieron la intervención de los gobiernos estatal y federal para que frenen el espionaje contra comunicadores y se castigue a los responsables de atentar contra la libertad de expresión.

Incluso los regidores de la misma administración indicaron que existe la sospecha de que sus teléfonos fueron intervenidos desde hace varias semanas por personal interno y, al parecer, autorizado por el presidente municipal.

Comenta la noticia

Arriba