Policías liberan planta de Pemex en Mexicali

MEXICALI, BC (apro).- Alrededor de 300 policías de diferentes corporaciones desalojaron este miércoles a un grupo de manifestantes que desde hace una semana mantenía bloqueados los accesos a la planta de Petróleos Mexicanos (Pemex) en esta ciudad, en protesta por el aumento a los precios de las gasolinas y el diésel.

El comisario de la Policía Federal, Pedro Hernández –el mismo que encabezó el violento desalojo de la planta de Playas de Rosarito, el pasado sábado 7–, dijo a los inconformes que la liberación de la Terminal de Almacenamiento y Distribución no era negociable y que estaba dispuesto a usar la fuerza pública para permitir la salida de pipas con gasolina.

Elementos de la Policía Federal arribaron a la planta alrededor de las 5 de la mañana de este miércoles, y en menos de media hora acordaron con los manifestantes la liberación de los accesos de la planta.

Eso ocurrió después de que circularon rumores sobre un desalojo violento, y luego de que el grupo de opositores al gasolinazo se dividió porque el gobierno panista de Baja California cooptó a líderes transportistas, supuestamente con la promesa de bajar en 58 centavos el litro de combustibles.

Las últimas personas que permanecieron en el plantón –incluidas mujeres y niños– se pronunciaron contra los partidos políticos y el gobierno de Francisco Vega.

Sin llegar a ningún acuerdo sobre la reducción del precio de las gasolinas, el movimiento de protesta acordó liberar pacíficamente las instalaciones, incluso el colectivo “Mujeres Tierra” entregó flores a las autoridades como símbolo de concordia.

Antes de dispersarse, los manifestantes entonaron el himno nacional y demandaron a las autoridades una inmediata disminución al precio de los hidrocarburos.

Adrián, uno de los líderes en la protesta, dijo que se sintieron amenazados por el número de agentes que irrumpieron en la zona, y advirtió que en caso de registrarse un nuevo aumento en las gasolinas durante febrero, volverán a tomar las instalaciones.

Una hora después de que fue liberada la planta, comenzaron a salir las 16 pipas de combustible que abastecerán a esta capital, Valle y San Felipe.

Las unidades fueron escoltadas por patrullas municipales y federales para garantizar la llegada del combustible a las 250 estaciones gasolineras, que serán abastecidas en su totalidad hasta el próximo viernes 13.

Comenta la noticia

Arriba