Rex Tillerson acusa a Teherán de “alarmantes provocaciones”

Teherán
Mandel Ngan/AFP/Getty Images

El secretario de Estado enfría su discurso, y busca una revisión del acuerdo de 2015 que Trump calificó como el ‘peor de todos’

WASHINGTON, EEUU.- El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, ha acusado a Irán de “alarmantes provocaciones en curso” para desestabilizar a los países de Oriente Medio mientras el gobierno de Trump lanzaba una revisión de su política hacia Teherán.

Tillerson dijo que la revisión no sólo miraría el cumplimiento de Teherán con un acuerdo nuclear de 2015, sino también su comportamiento en la región, que él dijo minó los intereses de Estados Unidos en Siria, Irak, Yemen y Líbano.

Sus duras palabras coincidieron con las del secretario de Defensa estadounidense James Mattis, quien dijo el miércoles en una visita a Arabia Saudita que la influencia desestabilizadora de Irán tendría que ser superada para poner fin al conflicto en Yemen.

El presidente Donald Trump ordenó la revisión para evaluar si la suspensión de sanciones relacionadas con el acuerdo nuclear era “vital para los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos”, dijo Tillerson.

Aunque no había ninguna señal de que la administración Trump pretendía alejarse del trato, Tillerson advirtió dos veces que si no se controlaba, Teherán podría convertirse en una amenaza como Corea del Norte, que también está bajo presión sobre sus ambiciones nucleares.

El riesgo con Teherán

En una carta dirigida al presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, el martes, Tillerson declaró que Irán cumplía sus compromisos en el marco del acuerdo nuclear de 2015, pero preocupaba el papel de Teherán como patrocinador estatal del terrorismo.

“Una política integral de Irán requiere que abordemos todas las amenazas planteadas por Irán y está claro que hay muchas”, dijo Tillerson a periodistas en Washington.

Tillerson dijo que el acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y seis potencias mundiales no “logró el objetivo de un Irán no nuclear y sólo retrasa su objetivo de convertirse en un estado nuclear”.

Irán aún tiene que comentar sobre la revisión de la administración Trump, pero el líder supremo iraní Ayatollah Khamenei advirtió en noviembre que Teherán tomaría represalias si Estados Unidos violó el acuerdo nuclear.

Un acuerdo incompleto

Tillerson dijo que uno de los errores en la forma en que se formó el acuerdo fue que ignoró todas las otras amenazas serias que Irán planteaba fuera de su programa nuclear.

“Es por eso que tenemos que mirar a Irán de una manera muy amplia en términos de la amenaza que plantea en todas las áreas de la región y el mundo”, añadió.

“Este acuerdo representa el mismo enfoque fallido del pasado que nos trajo a la actual amenaza inminente que enfrentamos Corea del Norte”, dijo Tillerson.

El acuerdo nuclear, negociado durante la presidencia de Barack Obama, limitó el programa nuclear de Irán a cambio de levantar las sanciones económicas contra Irán.

El aviso de Tillerson al Congreso fue parte de un proceso de 90 días en el cual el presidente tiene que certificar que Irán está cumpliendo con el acuerdo nuclear. Es la primera actualización bajo la administración de Trump.

La próxima prueba de la actitud de Trump hacia el acuerdo nuclear será en mayo cuando él debe decidir si extender las exenciones de sanciones para Irán firmado primero por Obama.

Durante su campaña presidencial, Trump calificó el acuerdo de “el peor acuerdo negociado” y dijo que lo revisaría una vez que llegara a su cargo.

La directora de política exterior de la Unión Europea, Frederica Mogherini, dijo el mes pasado tras reuniones con altos funcionarios del gobierno de Trump, que se tranquilizó en las conversaciones de que Estados Unidos estaba comprometido a su plena implementación.

Con información de The Guardian

Comenta la noticia

Arriba