Robo en despoblado

En principio, la idea sonaba bien: la Comisión Estatal de Servicios Públicos subcontrataría plomeros que colocaran y retiraran reductores de agua con lo que no sería necesario emplear a más trabajadores sindicalizados, con base y que requieren de un sueldo fijo.

Se les pagaría una comisión por cada servicio, se les daría un nombramiento y una identificación que les amparara para poder efectuar su labor y todos contentos. Pero con lo que no contaban los genios de la CESPT es que a su vez estos plomeros llamarían a sus conocidos, sus colegas y familiares, a ayudarlos y así engrosar la labor asignada.

El problema radica en que estos sub-subcontratados simple y sencillamente no tienen ni nombramiento, ni identificación que los ampare en caso de que sean detenidos al momento en que pudiesen ser interceptados por algùn usuario que con justicia, reclame el retiro de su medidor.

Como estos conocidos, colegas y familiares no necesariamente son ejemplo de honestidad, pueden querer aprovechar esta circunstancia para colocar reductores a conveniencia previo pago de alguna cantidad de dinero por debajo del agua, o alguna otra acción similar.

La información indica lo siguiente:

Plomeros subcontratados por la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana para colocar y retirar reductores y medidores de los usuarios morosos, están subcontratando a su vez a otros plomeros para que los ayuden y así aumentar su trabajo, pero estos últimos carecen de autorización y nombramiento por lo que su labor se tipifica como robo.

Daniel Rodríguez, abogado del despacho Borrón y Cuenta Nueva explica que tienen información de “que se ha presentado supuestamente personal de los domicilios a quitar el medidor y tubería pero al momento en que la gente los aborda y les pide que se identifique ellos y simplemente se llevan el medidor y al momento en que uno va a la comisión a intentar reportar quiero que me pongas el medidor comentan que ellos no conocen a la persona y que la pieza no hay orden de remoción simplemente se los llevan no sabemos con que fin”.

Esta labor ilegal ha llevado a que incluso sean retirados medidores de usuarios al corriente de sus pagos, ya que cada plomero sub contratado tiene ganancias por este concepto e incluso han generado un mercado negro para que los deudores cuenten con medidores de los mismos que retiran.

El representante de Borrón y Cuenta Nueva indica que “a final de cuentas el usuario debe pedir un nuevo medidos que tiene un costo de mil de mil a mil 500 pesos que debe desembolsar a costa del ciudadano que de por si sufre los abusos constantes de la comisión en sus recibos que llegan a su domicilio”.

El propósito de esta segunda subcontratación le ha dado resultados negativos a la CESPT ya que si bien la intención era multiplicar el alcance de cada plomero contratado, y con ello la comisión que puedan ganar, se ha derivado en un robo que puede llevar a la detención de los responsables.

Daniel Rodríguez indica que “posiblemente sea la falta de personal, ejercer presiones al ciudadano para que vaya y pague con ellos o busquen el convenio pero al final la cuestión es que hay gente que está tomando medidores y tuberías”.

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter

Comenta la noticia

Últimas noticias

Arriba