Saquean negocio en Puebla; denuncian que gobierno paga a pandilleros para la rapiña

PUEBLA, Pue. (apro).- Un grupo de aproximadamente 50 jóvenes saqueó esta tarde una tienda de Bodega Aurrerá ubicada en las calles 11 Sur y Boulevard Las Torres de esta ciudad, sin que la policía hiciera nada por detenerlos.
Los saqueadores, supuestos inconformes con el “gasolinazo”, destruyeron una de las puertas de vidrio para ingresar al establecimiento y sacaron diversos objetos, como pantallas de televisión, juguetes y electrodomésticos.
Erika Mejía, exreportera de e-Consulta, quien atestiguó los hechos, reportó desde su cuenta en Facebook que los sujetos llegaron al centro comercial de manera “sumamente organizada” e incluso se llevaron los electrodomésticos en un carro, cuando el lugar ya estaba rodeado de policías.
“Eran las 3 y media de la tarde cuando empezaron a llegar varios chavos de entre 14 y 18 años de edad, se apostaron a las afueras de la tienda, de la bodega Aurrerá de Mayorazgo, eran entre 50 y 100 personas, ellos sólo esperaban una indicación, no sé cuál fue la clave, pero cerca de las 4 de la tarde sacaron de entre sus ropas palos, machetes y tubos y con eso hicieron una especie de avalancha humana e ingresaron a la tienda”, relató Mejía.
Narró que los sujetos tiraron todo lo que encontraban a su paso y generaron pánico entre las personas que en ese momento se encontraban al interior de la tienda, quienes incluso pensaron que se trataba de disparos.
En un video que Mejía difundió en su cuenta de Facebook se observa cuando los jóvenes “saqueadores” meten un microondas en un vehículo Spark, sin placas de circulación, cuya cajuela fue atiborrada de otros artículos.
También se observa el momento en que el vehículo sale del estacionamiento de la tienda, pese a que a uno y otro lado se encuentran patrullas de la policía.
El reportero Eduardo Sánchez Montero, del periódico Central, también estuvo presente durante el saqueo supuestamente anunciado en las redes sociales.
Sánchez también difundió en su cuenta de Facebook un video en el que se observa a jóvenes y señoras que salen de la tienda con cajas de juguetes y aparatos electrónicos mientras la alarma de la tienda se mantiene encendida.
Una patrulla municipal arribó al estacionamiento cuando ya todos los jóvenes habían salido de la tienda con objetos en mano y luego de que los empleados bajaron la cortina del comercio para evitar la salida de más gente.
En la grabación, el reportero narra que los policías detuvieron a un joven, pero testigos aseguran que no formaba parte de los saqueadores.
Minutos después de ocurridos los hechos, diversas patrullas montaron un operativo en los alrededores para revisar los vehículos que pasaban por las calles aledañas.
Y más tarde varias personas se agruparon en los centros comerciales Periplaza y Centro Sur, donde rompieron el aparador de una tienda Autozone y, en presencia de la policía, empezaron a lanzar piedras.
Los comercios cercanos a esa zona, ubicada al sur de la ciudad, cerraron sus puertas, y Walmart, Chedrahui y Soriana restringieron sus entradas con tarimas de madera, mientras unos cuantos elementos policiacos reforzaban la vigilancia.
En algunos negocios, como Bodega Aurrerá de Aguasanta, se reportó la presencia de más de 200 “vándalos” que obligaron a cerrar las puertas del comercio.
La mayoría de los establecimientos del sur de la ciudad bajaron sus cortinas a partir de las cinco de la tarde, y las unidades de transporte dejaron de prestar servicio.
A partir de esos eventos, en redes sociales surgieron versiones de supuestos saqueos en otras partes de la ciudad, incluido el centro histórico, pero no fueron confirmados.
Tonatiu Sarabia, vocero de la organización de vendedores y ambulantes 28 de Octubre, dijo que desde la mañana de este jueves recibieron informes de que había gente del gobierno estatal reclutando a pandilleros para que fueran a saquear el Mercado Hidalgo, principal bastión de esa organización.
“…les estuvieron ofreciendo de 800 a mil pesos para saquear. Además lo que se llevaran sería un extra, dándoles de tolerancia de 15 a 20 minutos, antes de enviar a la policía, para que pudieran escapar”, explicó.
Advirtió que ante esa situación los locatarios del mercado se han organizado para repeler cualquier ataque y garantizar la seguridad de los clientes, a fin de que puedan realizar sus compras por el Día de Reyes.

Comenta la noticia

Arriba