Diputados de Tabasco aprueban reformas de disciplina financiera

Por unanimidad, el Congreso local aprobó reformas en materia de disciplina financiera para armonizar el marco local a la Constitución federal y a la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios.

La homologación establece nuevos criterios legales referentes a presupuestos y responsabilidad hacendaria, deuda pública, organización municipal y fiscalización superior en la entidad.
Con los cambios, ahora los servidores públicos estarán obligados a presentar su declaración patrimonial y de intereses, así como la fiscal (anual) conforme lo disponga la legislación en la materia.

Asimismo, el Estado velará por el cumplimiento del principio de estabilidad de las finanzas públicas de la entidad, a fin de coadyuvar en la generación de condiciones favorables para el crecimiento económico y el empleo.

Además, las cuentas públicas de los ayuntamientos o consejos municipales serán entregadas al Congreso local vía el Órgano Superior de Fiscalización (OSFE) a más tardar el 30 de abril del año siguiente al ejercicio fiscal que corresponda. Anteriormente debía entregarse el 31 de marzo.

También le hará llegar los informes técnicos del ejercicio anterior a más tardar el 31 de agosto. Antes era el primero de ese mes.

De igual forma, se sientan las bases para la regulación de las solicitudes de endeudamiento, a fin de impedir sobreendeudamientos del gobierno del estado y los ayuntamientos.

De acuerdo con la titular de la Secretaría de Planeación y Finanzas (SPF), Amet Ramos Troconis, Tabasco posee una de las deudas públicas más bajas de todo el país.

Resaltó que la entidad se encuentra entre el sexto o séptimo lugar dentro las entidades menos endeudadas, con un estimado de poco más de seis mil millones de pesos, lo que implica que sólo entre 17 y 18% de sus participaciones están comprometidas.

Un rango totalmente manejable, producto de la disciplina financiera de casi cuatro años de gobierno que se ha traducido en finanzas sanas, transparencia y rendición de cuentas, subrayó.

Ramos Troconis expuso que ante los recortes al gasto público previstos para 2017, el gobierno estatal analiza fórmulas que permitan dinamizar su economía y recuperar el empleo, mediante la llegada de inversiones extranjeras, esquemas de Asociación Público Privado y mejorar la recaudación propia, sin que ello implique la creación de nuevos gravámenes, ni mucho menos el regreso de otros como el Impuesto Estatal Vehicular (IEV).

Lo que sí se hará, adelantó, será potenciar instrumentos como el Impuesto Sobre la Renta (ISR), del que Tabasco más recupera a nivel nacional, lo que se ha traducido en el reintegro de entre 1 mil 300 y 1 mil 400 millones de pesos, cantidades de las que antes no se disponía, pero ahora puede contar con esos recursos para afrontar compromisos.

Comenta la noticia

Arriba