Tijuana en el ojo internacional

El panorama no es para menos: Integrantes de la Organización Internacional para las Migraciones, de la Organización de las Naciones Unidas, arribaron a Baja California donde realizan un recorrido de supervisión de los albergues donde se encuentran cientos de haitianos y africanos, entre ciudadanos de más de 20 países, a fin de constatar las condiciones en que se encuentran en esta frontera.

Christopher Gascón, representante de la citada agrupación, aseveró que en Tijuana y Mexicali se ha rebasado la capacidad de atención a los extranjeros, calculados en más de 7 mil desde que en abril pasado inició este éxodo, por lo que se busca la participación de los diversos actores que puedan apoyar en este capítulo del fenómeno migratorio.

“El gobierno está haciendo mucho, todos están haciendo muchas cosas, los recursos son limitados, no están siendo bien aprovechados, se busca aprovechar los recursos, se está manejando, no es una crisis pero es una situación que merece atención”, puntualizó.

El representante de la OIM aseveró que “hay necesidad de atender, están rebasas las capacidades de atención, hay que reconocer que se está haciendo un gran trabajo, no sabemos cuánto tiempo va a durar, necesitamos coordinarnos mejor”.

En tanto en Mexicali, el príncipe de Bamoun, Camerún, Jean Luis Bingna, también efectuó un recorrido por los albergues donde ciudadanos africanos procedentes de diversas naciones, así como haitianos, pakistaníes y otros, han buscado techo y comida.

El ciudadano camerunés asilado en México, Jean Louis Bingna, visitó a los migrantes haitianos y africanos que están alojados temporalmente en Mexicali.

Bingna, quien nació como príncipe del Palacio Bamoun de Camerún, por sus ideas opositoras al gobierno tuvo que salir de su país pues se enteró que estaba en una lista para ser asesinado. Convertido en activista pro derechos humanos, este lunes visitó Mexicali con la intención de reunirse con los migrantes, acompañado de promotores de la Embajada Diplomática de Derechos Humanos Internacionales.

“Para los migrantes es muy difícil, es gente que sale de sus países por alguna causa, de empleo, de familia, de guerra, de hambre, de situación de etnias, yo puedo decir que deben estar muy agradecidos a México por darles hospitalidad”, comentó el también activista político Camerún quien dijo que hay otros países que ni siquiera dejan entrar a los migrante africanos, y a los que llegan por mar los regresan a su país de origen.

“Veo a México como un país muy excepcional”, dijo.

Por lo que toca a los apoyos, estos siguen fluyendo hacia los migrantes extranjeros que se encuentran varados en Tijuana, en espera de una cita que les permita pedir asilo político en Estados Unidos, y seguir su viaje hacia el norte.

Ya no son solo los albergues y desayunadores ni las asociaciones religiosas sino las agrupaciones deportivas y hasta las escuelas las que llegan al centro de la ciudad con su torta bajo el brazo.

Saúl Gonzalez, de la escuela David Karate Team, llevó comida y ropa a los refugiados y afirma que “ese es un boom que nos llegó a Tijuana, Tijuana es muy noble, no podemos quedarnos de brazos cruzados como siempre tratamos de ser buenos anfitriones aunque quiera Dios no nos rebase esto, hasta donde podemos ayudar estamos ayudando”.

“Ya es la segunda vez que venimos a darles agua, jabón, lo más que se pueda para higiene, ropa para bebé, pañales, lo que se pueda, es un trabajo conjunto del equipo de nosotros que la gente llegue lo mejor que pueda sus necesidades básicas que es el agua ” dice el entrevistado.

Para los migrantes, estas ayudas han hecho más ligera su estancia en nuestra frontera y más leve el tiempo en espera de una cita que les permita solicitar el asilo político tan anhelado.

Johnny Toussaint, migrante haitiano, se dice a gusto en Tijuana ya que la gente “respeta a los extranjeros, es una ciudad acostumbrada a tener muchos extranjeros por sus calles” y afirma que si no logra obtener el asilo político de Estados Unidos, prefiere quedarse en esta frontera.

Como él, miles de extranjeros han elegido a Tijuana como el punto de cruce hacia Estados Unidos, aunque la mayor parte de ellos ya ha cruzado la frontera en espera de que un juez de asilo determine si califican para quedarse en territorio estadounidense o si son deportados.

Tonatiuh Guillén, presidente de El Colegio de la Frontera Norte (Colef) destacó que los extranjeros “no se están acumulando en Tijuana”.

El titular de la institución de investigación precisa que los haitianos están en Tijuana debido a que el Instituto Nacional de Migración (INM) se ha hecho cargo de gestionar las entrevistas con autoridades migratorias de Estados Unidos mediante la entrega de un pase que permite una cita con las autoridades migratorias de Estados Unidos.

Agrego que se estima que a esta frontera llegarán unos de 40 mil haitianos que trabajaban en Brasil, y que la mayoría de los refugiados se encuentra a la espera obtener el asilo político de Estados Unidos, “de lo contrario, se ampliarían los permisos de estancia en México, u otorgar el estatus de refugiado, o quienes decidan así, buscar la manera de retorno a Haití”.

Comenta la noticia

Arriba