Trump, ave de tempestades para México en materia de seguridad

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El gobierno de Enrique Peña Nieto debe prepararse para lo peor. La línea dura de Donald Trump contra México se da por descontada entre especialistas de las relaciones de seguridad entre México y Estados.

En el mejor de los casos –aun cuando algunas de sus medidas fueran cosméticas– el perfil de la nueva administración estadunidense puede llevar a una mayor militarización en el combate al narcotráfico –estrategia que en su actual intensidad ya ha dejado alrededor de 200 mil muertos en México.

De hecho, el presidente mexicano y su gabinete de seguridad tendrán que considerar incluso medidas de represalia si Trump y sus colaboradores –salidos del radicalismo de derecha– se empeñan en tener con nuestro país una relación hostil, de países antagónicos, por divergencias en cuestiones de migración y narcotráfico.

Es posible, así, un retorno a la situación vivida en los años ochenta del siglo pasado, definida como la de “vecinos distantes” por el periodista estadunidense Allan Riding en su libro homónimo, en el que documentó la desconfianza y el enfrentamiento entre los gobiernos de Miguel de la Madrid y Ronald Reagan.

Ahora puede ser peor, inclusive, advierte Vanda Felbab-Brown, investigadora principal en el Centro para la Seguridad e Inteligencia del Siglo 21 en el Programa de Política Exterior de Brookings Institution, uno de los centros de pensamiento más influyentes de Washington.

Comenta la noticia

Arriba