La UE endurece la postura de Brexit y exige que Reino Unido pague la cuenta en euros

Brexit
Emmanuel Dunand/AFP/Getty

Documentos filtrados revelan que la posición de Bruselas sobre el Brexit se ha endurecido en varios frentes y minimiza las esperanzas de un acuerdo comercial

BRUSELAS, Bélgica.- La UE está endureciendo su postura de negociación sobre el Brexit tras consultar con los estados miembros, minimizando aún más las esperanzas de un acuerdo comercial antes de que el Reino Unido abandone el eurogrupo, mientras insiste en que Gran Bretaña fije su factura de divorcio en euros en lugar de libras esterlinas.

Los documentos filtrados revelan que la posición de la UE se ha endurecido en las últimas semanas desde la publicación del proyecto de directrices del Consejo Europeo, que ofreció una indicación de la posición de apertura del bloque el mes pasado.

La Comisión Europea espera que Gran Bretaña pague un estimado de 60,000 millones de euros, dejando que sea el gobierno británico quien navegue los mercados de divisas en un momento en que la libra ha sido débil, según un documento visto por Politico.

También espera que el Reino Unido cubra todos los costes de reubicación asociados a los dos organismos de la UE que actualmente tienen su sede en Londres, la Agencia Europea de Medicamentos y la Autoridad Bancaria Europea.

Elección de nuevas sedes

“El Reino Unido debe cubrir completamente los costos específicos relacionados con el proceso de retirada, como la reubicación de las agencias u otros órganos sindicales”, dice un borrador de las directivas detalladas de la Comisión Europea para el principal negociador de la UE, Michel Barnier.

Las obligaciones financieras del Reino Unido con la UE “deberían definirse en euros”, agrega.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, va a dar el pistoletazo de salida en la contienda entre los Estados miembros sobre el destino de las dos agencias de la UE a finales de este mes, con funcionarios de la comisión esperando que se puedan decidir nuevas sedes para junio.

Las directrices finales de la Comisión para Barnier serán adoptadas una vez que los líderes de los 27 estados miembros de la UE hayan aprobado los objetivos políticos más amplios que el Consejo Europeo está desarrollando actualmente. Los 27 se reunirán para discutir las directrices en una cumbre extraordinaria en Bruselas el 29 de abril.

Con información de The Guardian

Comenta la noticia

Arriba