“Yunes Linares nos salió peor que Duarte”, asegura Héctor Yunes Landa

XALAPA, Ver. (apro).- El senador priista Héctor Yunes Landa reprobó este lunes los primeros cien días de gobierno de su primo hermano Miguel Ángel Yunes Linares.

“Es de pésima a mala la calificación para el actual gobierno. Los números son fríos, no están sujetos a los debates que tanto gustan al gobernador, y de acuerdo a ello Miguel nos está saliendo peor que (el exgobernador Javier) Duarte, que ya es un decir”, apuntó.

Yunes Landa, quien enfrentó a su primo-hermano en la elección de julio 2016, precisó que desde el inicio del gobierno de Miguel Ángel, cada día se cometen seis homicidios en Veracruz, hay crisis en el nivel de inseguridad y, además, la nueva administración no ha podido encontrar una salida a la severa crisis económica.

En rueda de prensa, publicitada con anterioridad, Héctor Yunes fustigó que la capacidad de los secretarios de despacho elegidos por Yunes Linares deja mucho que desear, y quien de plano ha mostrado su total incompetencia, dijo, es el fiscal general del estado, Jorge Winckler Ortiz.

“Apenas dos secretarios se salvan por su experiencia: Alejandro Zairick (en desarrollo económico) y Julen Rementería (en obras públicas), pero el tema de seguridad es grave, los robos se han incrementado en 80%”, puntualizó el priista.

Señaló que el discurso oficial raya en la desfachatez, y la reciente detención del exgobernador interino, Flavino Ríos, sólo es una “cortina de humo” para aparentar la rendición de cuentas.

En los círculos políticos de Veracruz es vox populi la entrañable amistad y relación que existía entre Yunes Landa y Yunes Linares, que se rompió cuando el primero optó por cultivar sus lazos con el exgobernador Javier Duarte, a quien llamó “mi jefe político”.

La última fotografía donde Yunes Landa y Yunes Linares posaron abrazados y sonrientes fue en la boda del precandidato a la alcaldía de Veracruz, el panista Fernando Yunes, hijo del hoy gobernador veracruzano.

Después de perder la elección, el pasado 5 de julio, Yunes Landa quedó sin grupo político al interior del PRI, hoy convertido en un crítico de Duarte, de su primo-hermano Miguel Ángel Yunes Linares y hasta del líder nacional del PRI, Enrique Ochoa, a quien hace una semana le reprochó a través de las redes sociales el abandono en que tiene al priismo veracruzano.

Según Yunes Landa, la detención de Flavino Ríos podría ser una “cortina de humo” para cubrir los malos resultados de la actual administración.

“Flavino Ríos debe responder por el préstamo del helicóptero al exmandatario veracruzano (Javier Duarte), pero es necesario que se analice si el uso de la aeronave fue legal y si ya se contaba con orden de aprehensión”, subrayó.

Por separado, el líder estatal del PRI, Renato Alarcón Guevara, aseguró que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares utiliza a la Fiscalía General del estado (FGE) y al Poder Judicial local para lograr sus objetivos “insaciables de venganza”, y ahora le tocó a Flavino Ríos.

“Flavino Ríos es un político profesional, militante priista distinguido, producto de la meritocracia y congruencia (…) Ha quedado en evidencia que en Veracruz todos los que disentimos de la manera de pensar del actual gobernador vivimos en un estado de persecución”, expresó en conferencia de prensa.

Alarcón Guevara, exdelegado federal del ISSSTE, no quiso responder cuestionamientos de la prensa, e insistió en que la FGE transgrede la ley y acomoda sus investigaciones al servicio del PAN y del gobierno de Yunes Linares.

Comenta la noticia

Arriba