Baja California

Abandona Daniel de la Rosa a agente de la PEP discapacitado

Literalmente, el secretario de Seguridad Pública del estado, Daniel de la Rosa Anaya, deja morir solos a sus policías o los abandona a su suerte cuando son víctimas de un atentado como fue el caso de Manuel de Jesús Santiago Galván, quien desde el 30 de enero de 2105 en que fue blanco de un ataque armado no ha recibido sueldo ni apoyo alguno para su gastos médicos.

Manuel de Jesús Santiago Galván, agente de la Policía Estatal Preventiva, explica que “yo iba llegando a mi casa metí el carro, cuando me acerco al cerco que es de madera, estaba un tambo de 200 litros de agua iba a darle agua a mis perros, me agacho para tomar una bandeja ya tenía una persona a un metro cuando él me dice quihubole puto, yo lo veo, veo el cañón me hago a un lado y fue el primer impacto… para repeler la agresión por inercia el que tiro avienta al otro sujeto y es cuando yo me tiro al suelo y le gritaba a mi esposa tírales gorda, comenzaron tres o cuatro detonaciones en ese momento le grito al agresor jálale aquí estoy culero el siguió jalando hasta dejar de escuchar detonar el arma”.

A la esposa del oficial, la secretaría de Seguridad Pública le ofreció apoyo para cubrir los gastos médicos, pero finalmente la dejaron abandonada.
Elizabeth Uscanga indica que “la bala que le entro le dañó intestino, páncreas y riñón me daban cuestión de horas para que él falleciera ya que el páncreas estaba dañado, llegaron comandantes, llegó el contador de la Zona Río y me dijeron no se preocupe señora todo va a estar bien, me tomaban de la mano, todo va a estar bien Manuel va a seguir cobrando su salario, va a seguir cobrando su cheque completo, vamos a cubrir los gastos… yo me acerco al contador, le hablo, le traigo la nota de los 50 mil pesos la nota del laboratorio de rayos X, al segundo día le hablo y me dice hable para Mexicali me dicen que ellos no van a cubrir con ese gasto ya que fue voluntad de ustedes llevarlo a la cruz Roja.

Con un sueldo de casi 100 mil pesos mensuales, a de la Rosa Anaya le tiene sin cuidado que uno de los hombres de la corporación que fue blanco de un ataque, pase hambres al igual que sus hijos pues desde el día del atentado no
ecibe un solo peso.

Santiago Galván afirma que “mis sueldos no me han pagado nada cero pagos incapacidades ni las incapacidades me han pagado… gracias a familiares a compañeros ahí te va pareja écheles ganas gracias a ellos he estado medio comiendo para mi es una vergüenza muy grande el que mis hijos no estén bien el que mis hijos no pueda yo sostenerlos para mi ha sido muy grande creo que no se vale no se vale porque he dado 10 años de servicio en esto donde he expuesto mi vida y todo para que una patada en el trasero y adiós…

Con 10 años de labores en la PEP, Manuel de Jesús Santiago Galván arriesgó su vida en los años más violentos de Tijuana como lo explica el agente Policía Estatal Preventiva.

“En el 2006 cuando yo ingrese a la PEP cuando Tijuana era tierra de gente que andaba en malos pasos había un
terror…me tocaron enfrentamientos con el crimen organizado hay muchos compañeros que quedaron ahí tendidos, aun así seguir yo arriesgando la vida” dice.

Su esposa, a quien la secretaría de Seguridad prometió apoyo se encontró desamparada y hoy debe trabajar para sacar adelante a su familia, e incluso enfrenta la amenaza de desalojo por parte del Indivi al cual compraron el terreno, y no tiene dinero para enviar a su hijo a un psicólogo.

La esposa del policía preventivo agrega que “nuestro niño el que presencio todo de 5 años de edad, su maestra me indico que el niño ocupa ayuda psicológica ya que el tenía temor de desarrollarse el niño, su miedo cuando no estábamos en nuestro hogar se hacía pipí en la cama, despertaba en la madrugada, a raíz de que nuestra economía tuvimos que regresar a nuestro domicilio donde sufrió el atentado, el niño ha continuado haciéndose pipi en la cama”.

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter
Arriba