Furia en Argentina por sentencia que podría ver abusadores de derechos humanos a pie

sentencia
Victor R. Caivano/AP
Tamaño

A A A

La sentencia del Tribunal Supremo de Argentina abriría la puerta a la liberación temprana de cientos de abusadores; entre ellos Luis Muina, condenado por tortura en dictadura militar, ha visto reducida su condena.

Activistas en Argentina han reaccionado con furia después de que dos jueces de la Corte Suprema, nombrados por el gobierno de centro-derecha del presidente Mauricio Macri, votaran a favor de una sentencia que abre la puerta a la liberación anticipada de cientos de agresores de derechos humanos condenados.

El fallo judicial, que se dictó el miércoles, reduce la sentencia de Luis Muina, que en 2013 fue condenado a 13 años de prisión por secuestro y tortura durante la dictadura de 1976-1983.

Tres de los cinco jueces -entre ellos dos que fueron nombrados recientemente por Macri- dictaminó que el tiempo que Muina sirvió en prisión antes de la condena debe contar el doble hacia su sentencia final.

Los jueces basaron su interpretación en una ley controvertida -y desde entonces derogada- que no se había aplicado previamente a los crímenes contra los derechos humanos.

Una amnistía disfrazada

Los activistas advirtieron que la sentencia establece un precedente que permitirá a cientos de agresores de derechos humanos condenados a caminar libremente. “El fallo dará lugar a una cascada de apelaciones. Tendrá un efecto dominó que llevará a la liberación de la mayoría de los delincuentes “, dijo Rodolfo Yanzon, un abogado que representa a las víctimas de la dictadura. Es una amnistía virtual.

Como los juicios en el sistema de justicia esclerótica argentina a menudo se prolongan durante años, el fallo casi seguramente verá la liberación de los delincuentes tan pronto como sus llamamientos sean escuchados, dijo Yanzon.

“Los abogados defensores han prescrito este [fallo], y han estado arrastrando sus argumentos por hasta 18 meses”, dijo.

Los familiares de los torturados o asesinados bajo la dictadura dijeron que el fallo fue parte de una campaña para minimizar los abusos del régimen militar.

Las Abuelas de la Plaza de Mayo se pronuncian

“Quieren borrarnos de la historia para crear su propia historia”, dijo Estela de Carlotto, la cabeza de Abuelas de Plaza de Mayo, de 86 años, un grupo de abuelas que han pasado las últimas cuatro décadas rastreando a unos 500 niños nacidos A los internos del campo de la muerte y luego entregados a las familias de los militares para criar como su propia.

Carlotto, quizás el más respetado activista de derechos humanos de Argentina, calificó la decisión de la Corte Suprema de “abominable” en declaraciones a la prensa. “Este gobierno está tratando de hacer que el olvido sea normal”, añadió la abuela.

Las relaciones entre los familiares de los “desaparecidos” y Macri ya estaban tensas después de que el presidente cuestionó el número de “desaparecidos” reclamados por los grupos de derechos humanos, lo que sugiere que podría ser muy inferior a la cifra generalmente aceptada de 30.000.

El fallo de la Corte Suprema beneficiará a 350 ex oficiales militares condenados que cumplen condenas por crímenes contra la humanidad.

La sentencia se produjo días después de que la iglesia católica en Argentina abogara por “reconciliación” entre los militares y sus víctimas. Los obispos argentinos, reunidos el martes en el distrito de Pilar, en las afueras de Buenos Aires, pidieron “la fraternidad de todos los argentinos”.

Con información de The Guardian

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter

Comenta la Noticia

Arriba