New York Times

Aumentan las muertes al volante en Estados Unidos y los expertos culpan a los teléfonos

La aplicación de mensajes Snapchat permite que los automovilistas publiquen fotos que registran la velocidad del vehículo. La aplicación de navegación Waze recompensa a los conductores con puntos cuando reportan embotellamientos y accidentes. Incluso el juego Pokémon Go hace que los conductores busquen criaturas virtuales en las autopistas de Estados Unidos.

Cuando la conducción distraída entró a la conciencia nacional hace una década, el problema era principalmente que la gente hacía llamadas o enviaba mensajes desde su celular. Entonces, la solución fue introducir nuevas tecnologías para mantener las manos de los conductores en el volante. Desde entonces, las innovaciones —wifi para el automóvil y una variedad de otras aplicaciones— han provocado un rápido incremento del uso de internet en vehículos, lo que según expertos en seguridad contribuye al aumento en las muertes al conducir.

Después de una disminución constante a lo largo de las últimas cuatro décadas, el año pasado los decesos en autopistas registraron el aumento más grande en el porcentaje anual en 50 años. Las cifras en lo que va de este año son peores. En los primeros seis meses de 2016, las muertes en carreteras alcanzaron el 10,4 por ciento, hasta llegar a 17.775, del periodo similar de 2015, de acuerdo con la National Highway Traffic Safety Administration.

“Esta es una crisis que necesita abordarse ahora”, dijo en una entrevista Mark R. Rosekind, el director de la agencia.

La Patrulla de Carreteras de Florida está investigando un choque del 26 de octubre cerca de Tampa en el que resultaron muertas cinco personas. Un pasajero en un auto, una adolescente, grabó un video de Snapchat; el video mostraba que su vehículo iba a 185 kilómetros por hora justo antes de chocar.

Una demanda ante una corte de Georgia argumenta que un conductor adolescente que estuvo en un choque en septiembre de 2015 cerca de Atlanta estaba utilizando Snapchat mientras conducía a más de 160 kilómetros por hora, de acuerdo con registros de la corte. El auto chocó con el vehículo de un conductor de Uber, quien resultó gravemente herido.

Alarmado por las estadísticas, el Departamento de Transportes detalló en octubre un plan para trabajar con el Consejo de Seguridad Nacional y otros grupos de defensa con el fin de idear una estrategia de un “Camino al cero”, con la ambiciosa meta de eliminar las muertes en carretera dentro de 30 años.

La mayoría de los nuevos vehículos tienen software que se conecta a un teléfono inteligente y permite que los conductores hagan llamadas, dicten mensajes de texto y utilicen aplicaciones sin usar las manos. Ford Motor tiene su sistema Sync, por ejemplo. Otros, incluyendo Honda, Hyundai y Mercedes-Benz, ofrecen sus propias interfaces, así como CarPlay de Apple y Android Auto de Google.

Los fabricantes de automóviles dicen que estos sistemas les permiten a los clientes concentrarse en la conducción incluso mientras interactúan con sus teléfonos inteligentes.

“Se trata de llevar el reconocimiento de voz a los clientes para que puedan mantener sus ojos en el camino y las manos en el volante”, dijo Alan Hall, un vocero de Ford, que comenzó a instalar Sync en sus autos en 2007.

Desde entonces, la empresa ha añadido funciones para reducir las distracciones, como un “botón de no molestar” que permite a los conductores bloquear llamadas entrantes y mensajes de texto.

CarPlay permite el uso de Siri, el asistente virtual de iPhone, para contestar llamadas, dictar mensajes de texto y controlar aplicaciones como Spotify y Pandora. Tanto Sync como CarPlay presentan menús simplificados en la pantalla integrada del auto para reducir las distracciones del conductor y apagar la pantalla del celular, con lo cual eliminan la tentación de utilizar el dispositivo.

Sin embargo, Deborah Hersman, presidenta de la organización sin fines de lucro Consejo de Seguridad Nacional y expresidenta del Consejo de Seguridad para Transportes Nacionales, dijo que no estaba claro en qué medida esas tecnologías reducían las distracciones o si, por el contrario, animaban a las personas a usar aún más funciones en sus celulares mientras conducen. Liberar las manos del conductor no necesariamente libera las mentes.

“El problema es la carga de trabajo cognitiva en el cerebro”, dijo Hersman.

Las aseguradoras, que rastrean de manera detalladas los accidentes automovilísticos, están convencidas de que el aumento del uso de dispositivos electrónicos en los vehículos es la causa principal del aumento en las muertes en carretera, de acuerdo con Robert Gordon, vicepresidente sénior de la Property Casualty Insurers Association of America.

“Esta es una seria preocupación de seguridad pública para el país”, dijo Gordon en una conferencia reciente en Washington del Consejo de Seguridad de Transportes Nacionales. “Todos estamos intentando averiguar en qué medida este es el nuevo concepto de lo normal”.

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba