Actualidad

Aves cambian su canto ante ausencia de personas por la pandemia

Jennifer Phillips y Elizabeth Derryberry analizaron el canto del gorrión de corona blanca y encontraron que cambio debido a la ausencia de humanos.

IMAGEN CORTESIA

Cuando las carreteras se vaciaron de tráfico en marzo y abril debido a la pandemia de covid-19, los residentes del Área de la Bahía informaron haber escuchado más pájaros, y estaban en lo correcto a la mitad.

Jennifer Phillips, investigadora de Cal Poly, y Elizabeth Derryberry, profesora de la Universidad de Tennessee en Knoxville, colaboraron para evaluar si los pájaros cantores respondían al ambiente más tranquilo con mucho menos tráfico y cómo respondían.

Compararon los paisajes sonoros y las canciones del gorrión de corona blanca grabadas en el área de San Francisco antes y durante el cierre estatal.

“Cuando vi fotos de un puente Golden Gate vacío, me sorprendió lo poco que había de tráfico”, dijo Derryberry, autor principal del estudio. “Me di cuenta de que estábamos en una posición única para ver cómo los cambios en el comportamiento humano podrían afectar a la vida silvestre y qué podría significar la reducción de ruido para el pájaro cantor que estudiamos”.

Los investigadores encontraron que las aves respondieron produciendo cantos más suaves que podrían viajar a una distancia mayor, sin obstáculos por el ruido.

Las canciones urbanas también se volvieron más “sexys” en términos de interpretación vocal, lo que significa que los pájaros cantaron una gama más amplia de notas en su canción, en un ancho de banda más amplio, durante el cierre.

Como estudiante de posgrado de 2013 a 2017, Phillips estudió el canto del gorrión de corona blanca en el Área de la Bahía.

Ahora investigadora postdoctoral en Cal Poly, regresó a sus sitios de estudio anteriores en abril y mayo de 2020 para registrar muestras de ruido y canciones de sitios urbanos y rurales que rodean San Francisco y Richmond, California.

Midió lo alto que cantaban los gorriones y lo lejos que estaban de ella. Luego, el equipo comparó esas muestras con las recolectadas entre 2012 y 2020 por Phillips, Derryberry y David Luther, biólogo de la Universidad George Mason.

Durante el cierre estatal, el equipo observó niveles más bajos de ruido en la ciudad, como resultado de menos tráfico.

De hecho, el tráfico en el puente Golden Gate volvió a niveles no vistos desde 1954. La dramática reducción del tráfico vehicular había borrado medio siglo de contaminación acústica urbana.

“El rugido de la hora punta fue más como un ronroneo suave y esporádico”, dijo Phillips. “Por lo general, el Presidio está lleno de turistas que vienen a ver el puente Golden Gate, a menudo en grandes grupos. Esta temporada, solo algunas personas o parejas locales salieron a caminar por la mañana o en bicicleta. Fue bastante pacífico”.

Con información de Good News Network

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba