Ciencia y Tecnología

Descubren que bacterias de las vacas pueden descomponer plástico

Científicos austriacos han descubierto que las bacterias presentes en el sistema digestivo de las vacas pueden descomponer el plástico.

IMAGEN CORTESIA

Científicos austriacos han descubierto que las bacterias presentes en el sistema digestivo de las vacas pueden descomponer el plástico y tiene el potencial de convertirse en una forma poderosa de ayudar a reducir la contaminación plástica. Estos primeros hallazgos se publicaron en la revista Frontiers in Bioengineering and Biotechnology.

La dieta de una vaca ya contiene poliésteres vegetales naturales, por lo que el equipo confiaba en que existe algún mecanismo dentro de su estómago que puede realizar la hidrólisis del poliéster, una reacción química que descompone dichos materiales. La línea de pensamiento era: si pueden romper estos poliésteres biológicos, ¿pueden hacer lo mismo con los artificiales?

“Una enorme comunidad microbiana vive en el retículo del rumen y es responsable de la digestión de los alimentos en los animales”, dijo en un comunicado la autora correspondiente, la Dra. Doris Ribitsch, de la Universidad de Recursos Naturales y Ciencias de la Vida en Viena. “Así que sospechamos que algunas actividades biológicas también podrían usarse para la hidrólisis de poliéster”.

Una vez que el equipo identificó estas bacterias en el rumen (uno de los cuatro compartimentos del estómago de una vaca), probaron su capacidad para descomponer el tereftalato de polietileno, o PET, el termoplástico más común en la familia del poliéster. También probaron otros dos tipos de plástico. Uno fue el tereftalato de adipato de polibutileno o PBAT, comúnmente utilizado en bolsas plásticas compostables. El otro fue el furanoato de polietileno, PEF, que se elabora a partir de azúcares derivados de plantas.

Se colocaron muestras de estos tres plásticos en un líquido ruminal incubado. El plástico se convirtió en polvo o en una película de plástico. Los resultados son ciertamente emocionantes: los tres plásticos se descompusieron sin problemas. Los polvos se descomponen más rápido que las películas, lo que no es sorprendente dado que las reacciones químicas tienden a ocurrir más rápido a medida que aumenta el área de superficie del reactivo.

El equipo notó que las reacciones con el líquido del rumen eran más efectivas en comparación con la investigación que analizó un solo microorganismo para romper los plásticos. El equipo cree que el entorno del líquido del rumen podría ser más propicio para la tarea. La degradación del plástico podría deberse al trabajo de múltiples enzimas que trabajan en condiciones óptimas gracias a las propiedades líquidas del rumen.

“Debido a la gran cantidad de rumen que se acumula todos los días en los mataderos, sería fácil imaginar la ampliación”, explicó el Dr. Ribitsch.

Pero el equipo advierte que este descubrimiento es un primer paso, no un enfoque a gran escala del problema de la contaminación plástica. Si bien el líquido puede descomponer el plástico, el reciclaje podría ser una opción más fácil o podría haber un método diferente que podría ser más económico a largo plazo.

El equipo continuará investigando este enfoque, además de buscar cómo se pueden emplear las comunidades microbianas para procesos industriales más ecológicos.

Con información de IFL Science

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba