Familias de bajos recursos son más propensas a sufrir ataques cardíacos

Un estudio ha encontrado que las personas de bajos recursos tienen mayores posibilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares

bajos recursos
Shutterstock
Tamaño

A A A

Las enfermedades cardíacas fatales afectan a la gente de bajos recursos más que nadie, incluso si tienen acceso a alimentos nutritivos, reveló un estudio.

El nuevo informe, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Emory, encontró que las personas que viven en comunidades de bajos ingresos tienen más probabilidades de experimentar enfermedades cardiovasculares; pero también encontró que las personas con altos ingresos que viven en áreas de bajos ingresos no son tan propensas a desarrollar enfermedades cardiovasculares como sus vecinos.

Los investigadores han concluido que los ingresos – no el acceso a los alimentos nutritivos – contribuye al riesgo de una persona de enfermedad cardiovascular, poniendo en duda la eficacia de los mercados de alimentos frescos en las comunidades empobrecidas; y los expertos están instando a los médicos a recordar que el riesgo de una persona de bajos recursos de problemas cardíacos es mayor incluso si mantienen una dieta saludable.

Los investigadores de la Universidad de Emory analizaron datos de 1,421 sujetos para el estudio. La edad promedio de los participantes era un poco más de 49 años de edad, y el 38,5 por ciento de ellos eran varones. Además, 36,6 por ciento eran negros.

Los participantes fueron revisados ​​para detectar signos tempranos de enfermedad cardiovascular, incluyendo inflamación y rigidez de las arterias. Los investigadores del estudio descubrieron que las personas que vivían con bajos recursos fumaban más, tenían presión arterial alta con más frecuencia y tenían índices de masa corporal más altos. Además, sus arterias eran más rígidas que las de las personas que viven con más recursos.

El USDA ha dicho que los “desiertos alimentarios” se definen como áreas donde los residentes en general no tienen acceso a alimentos saludables o altos ingresos.

El acceso a alimentos saludables se define de manera diferente para las personas en las zonas rurales y urbanas. En lugares escasamente poblados, esto significa que un número significativo de personas no viven dentro de 10 millas de un supermercado, supercenter o gran supermercado.
En las zonas urbanas, el “acceso bajo” significa que las personas viven a más de una milla de distancia de cualquiera de esos recursos.

El USDA estima que 23,5 millones de personas viven en desiertos alimentarios en todo el país.
El equipo de Emory University quería averiguar si tener acceso a alimentos saludables cambia las posibilidades de un miembro de la comunidad de bajos ingresos de desarrollar enfermedades cardiovasculares, y determinaron que no.

No hubo diferencias significativas entre las personas que vivían en zonas de bajos recursos en desiertos alimentarios y las personas que vivían en zonas de bajos ingresos que tenían acceso a alimentos sanos.

Con información de The Daily Mail

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter

Comenta la Noticia

Arriba