Ciencia y Tecnología

Científicos afirman que la causa de la dislexia puede estar en los ojos.

En las personas con dislexia, las células receptoras de luz están dispuestas en patrones de coincidencia en ambos ojos, lo que puede confundir el cerebro

dislexia
Alamy

Científicos franceses afirman que pueden haber encontrado una causa fisiológica, aparentemente tratable, de la dislexia oculta en pequeñas células receptoras de luz en el ojo humano.

En las personas con esta condición, las células se colocaron en patrones de coincidencia en ambos ojos, lo que puede ser la causa de confundir el cerebro produciendo imágenes de “espejo”, explicaron los autores.

En personas no disléxicas, las células están dispuestas de manera asimétrica, lo que permite que las señales de un ojo sean anuladas por el otro para crear una única imagen en el cerebro.

“Nuestras observaciones nos llevan a creer que de hecho encontramos una posible causa de la dislexia”, dijo el coautor del estudio, Guy Ropars, de la Universidad de Rennes.

Ofrece un método de diagnóstico “relativamente simple”, agregó, simplemente mirando a los ojos de un sujeto.

Además, “el descubrimiento de un retraso (de aproximadamente 10 milésimas de segundo) entre la imagen primaria y la imagen especular en los hemisferios opuestos del cerebro, nos permitió desarrollar un método para borrar la imagen especular que es tan confusa para las personas disléxicas”- usando una lámpara de LED.

Al igual que ser zurdos o diestros, los seres humanos también tienen un ojo dominante. Como la mayoría de nosotros tenemos dos ojos, que graban versiones ligeramente diferentes de la misma imagen, el cerebro tiene que seleccionar uno de los dos, creando una “no simetría”.

Muchas más personas tienen el ojo derecho que el izquierdo, y el ojo dominante tiene más conexiones neuronales con el cerebro que con el más débil. Las señales de imagen se capturan con varillas y conos en el ojo, los conos son responsables del color.

La mayoría de los conos, que aparecen en variantes rojas, verdes y azules, se encuentran en una pequeña mancha en el centro de la retina del ojo conocida como la fóvea. Pero hay un pequeño agujero (aproximadamente 0.1-0.15 milímetros de diámetro) sin conos azules.

En el nuevo estudio, Ropars y su colega Albert le Floch descubrieron una gran diferencia entre la disposición de los conos entre los ojos de las personas disléxicas y no disléxicas inscritas en un experimento.

En las personas no disléxicas, la mancha azul sin cono en un ojo, la dominante, era redonda y en el otro tenía forma irregular. En personas disléxicas, ambos ojos tienen la misma mancha redonda, lo que se traduce en que ningún ojo es dominante.

“La falta de asimetría podría ser la base biológica y anatómica de las discapacidades de lectura y ortografía”, dijeron los autores del estudio.

Con información de The Guardian

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba