Nacional

Chihuahua recibirá la mitad de recursos prometidos por la SHCP; Corral acusa trato diferenciado

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El gobernador de Chihuahua Javier Corral Jurado denunció durante el primer encuentro estatal de alcaldes que a pesar de que propusieron al gobierno federal un esquema de casi mil 800 millones de pesos de ahorro para el ejercicio fiscal 2017 ante la situación de bancarrota en que dejaron las arcas públicas, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sólo otorgará 430 millones de pesos para cerrar el año, de los dos mil millones que le solicitó el gobierno estatal.

En la última reunión que tuvo Corral con las autoridades estatales, el secretario de Hacienda federal, José Antonio Meade Kuribreña, se comprometió a apoyar a Chihuahua con 900 millones de pesos para cerrar el ejercicio fiscal 2017, como adelanto de participaciones federales.

Corral dijo que está en busca de una reunión con el presidente Enrique Peña Nieto, pues todo indica que se trata de un trato diferenciado porque a otras entidades ya les dieron por lo menos 900 millones y a otras aún más.

El mandatario estatal señaló que los 430 millones de pesos que otorgará al estado el gobierno federal resultan insuficientes para saldar los diversos gastos que se tienen, principalmente en nóminas para trabajadores de gobierno de Chihuahua.

“Estamos en bancarrota, hemos acudido con el presidente Enrique Peña Nieto, para solicitar su solidaridad con Chihuahua, tenemos una deuda de más de 50 mil millones de pesos y un déficit que ya casi está llegando a los ocho mil millones de pesos. Ustedes saben que hay un Fideicomiso maestro para reestructurar la deuda a largo plazo y se estableció déficit cero para el 2021. Para este año se estableció en dos mil 700 millones”, explicó a los ediles del estado, excepto el de Juárez que no asistió.

Javier Corral dijo que cuando acudió con el presidente, poco antes de rendir protesta como gobernador, le dijo que el déficit era de alrededor de cuatro mil millones de pesos, porque lo estaban buscando deudores de todas partes, incluso lo alcanzaban en el aeropuerto para informarle sobre las cantidades que les debía el gobierno estatal.

“Al asumir, me quedé corto, en las primeras 24 horas el déficit presupuestal ya iba en  siete mil 207 millones de pesos, a estas alturas son casi ocho mil millones de pesos. En la toma de protesta, teníamos sólo 21 millones 837 mil pesos, insuficiente para enfrentar los más básicos requerimientos de operación, ni para pagar nómina”, recordó.

La administración actual tuvo que solicitar otra deuda a corto plazo, de mil 800 millones de pesos, “porque lo único que no puede hacer un gobierno, es dejar de pagar a sus trabajadores y cumplir las prestaciones (…) hay pagos pendientes a empresas que son necesarias para la operatividad de gobierno y que en su mayoría no se les ha pagado en los últimos seis meses, entre éstas a proveedores de comida a centros de readaptación social del estado, combustible, telefonía, energía eléctrica”.

Además hay adeudos con organismos descentralizados a los que no les han efectuado las transferencias correspondientes y a su vez les deben a beneficiarios de programas o a otros proveedores, situación que ha generado una fuerte presión social.

“En lugar de que quieran reconocer el esfuerzo que estamos haciendo, ahorrar para el próximo año, haciendo ajuste y aumentando eficiencia recaudatoria de recursos propios, esfuerzo de austeridad en muchas áreas recortando gastos superfluos, (…) un ajuste de nómina, detectando gente que no tiene labor y recibe pago, este planteamiento que hicimos al gobierno de la República de casi mil 800 millones, en lugar de que nos premien, que nos quieran incentivar y reconocer, ahora resulta que nos quieren castigar. Todo parece indicar que se trata de un manejo muy diferenciado hacia Chihuahua”, reclamó el gobernador.

Corral busca reunirse con Peña Nieto para recordarle el compromiso que hizo la SHCP con Chihuahua, de otorgarle 900 millones de pesos, de los dos mil millones que él había solicitado. “Queremos asegurarnos que antes de otra cosa, corresponde a la decisión del presidente de la república”.

“Las cosas están mucho más delicadas de lo que se dice o se tiene por ahí, vamos a salir adelante porque vamos a hacer un gran esfuerzo de austeridad”, insistió y llamó a los alcaldes a hacer un esfuerzo de eficiencia en el uso de los recursos y programas.

Dijo que en el gobierno estatal ya cerraron las cajas chicas, los funcionarios usarán los vehículos oficiales y suspenderán el pago de pólizas de seguro para los vehículos oficiales que no se utilizarán, sólo circularán los necesarios para ofrecer servicios a la ciudadanía.

Concluyó que trabajarán bajo tres premisas y conminó a los alcaldes a hacer lo mismo para salir de la crisis porque varios ayuntamientos están sumidos en una situación similar o peor de bancarrota que el gobierno estatal.

Esas premisas son: trabajar con el impulso de voluntariado, favorecer a las clases más necesitadas y transparentar el manejo de recursos.

“Lo más grave es que dejaron ayuntamientos peor, hay alcaldes preocupados porque no hay para pagar la nómina de la siguiente quincena. Les vamos a dar anticipos sobre participaciones para enfrentar el pago de nómina y tendrán que hacer un esfuerzo para disminuir las nóminas, ustedes saben cómo las recibieron. En Santa Bárbara por ejemplo, hubo un 350% de crecimiento de la nómina, de 100 a 435 trabajadores”, ejemplificó.

 

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter
Arriba