Ciencia y Tecnología

Científicos logran recolectar ADN humano del ambiente

La técnica utiliza lo que se conoce como ADN ambiental (eDNA), fragmentos de material genético perdido que se han desprendido de un organismo al ambiente.

Polvo, aire, ambiente, ADN
IMAGEN CORTESIA

Por primera vez, los científicos han demostrado que se puede recolectar ADN humano a partir de muestras de aire. Aunque el trabajo aún se encuentra en sus inicios, la prueba de concepto podría allanar el camino hacia desarrollos emocionantes en ciencias forenses, ecología e incluso en medicina.

La técnica utiliza lo que se conoce como ADN ambiental (eDNA), fragmentos de material genético perdido que se han desprendido de un organismo al medio ambiente, sobre todo piel y cabello, pero también orina y otros desechos.

Los científicos han desarrollado previamente una forma confiable de recopilar eDNA de ambientes acuáticos y lo han utilizado para identificar las especies que se encuentran en esas aguas. También se ha demostrado que es posible aprovechar el eDNA del suelo y la nieve.

Sin embargo, la recopilación de eDNA a partir de muestras de aire ha demostrado ser una tarea más complicada. En un nuevo estudio, detallado en la revista PeerJ, los científicos de la Universidad Queen Mary de Londres han demostrado cómo se puede recolectar ADN animal a partir de muestras de aire.

Los investigadores succionaron muestras de aire de las madrigueras de ratas topo desnudas, así como de la habitación en la que estaban alojadas, y luego usaron técnicas existentes para verificar las secuencias de ADN dentro del aire muestreado. Detectaron la presencia de ratas topo desnudas en madrigueras, pero también detectaron eDNA de la especie dentro de los alrededores.

También pudieron identificar la presencia de ADN humano tanto en la habitación como en las madrigueras.

Inicialmente especularon que esto podría deberse a la contaminación, pero se hizo evidente que el material genético se estaba alejando de su fuente original y se estaba extendiendo por el medio ambiente.

Sin embargo, la técnica aún necesita más refinamiento. Si bien es evidente que es posible recolectar “airDNA” de una habitación confinada, puede resultar difícil en un entorno abierto donde hay una gran cantidad de dilución. Sin embargo, dados los recientes éxitos de la recopilación de eDNA a partir de muestras de agua, los investigadores creen que el trabajo tiene algunas aplicaciones potenciales prometedoras en el futuro.

Por ejemplo, en teoría, los investigadores podrían dirigirse a un entorno animal de difícil acceso, como una cueva pequeña, e identificar las especies que viven en él simplemente usando muestras de aire.

“El uso de eDNA se ha convertido en un tema de creciente interés dentro de la comunidad científica, especialmente para los ecologistas o conservacionistas que buscan formas eficientes y no invasivas de monitorear entornos biológicos. Aquí proporcionamos la primera evidencia publicada para demostrar que el eDNA animal se puede obtener de aire, abriendo más oportunidades para investigar comunidades de animales en entornos de difícil acceso como cuevas y madrigueras ”, dijo en un comunicado la doctora Elizabeth Clare, primera autora del estudio y profesora principal de la Universidad Queen Mary de Londres.

La idea de extraer eDNA del aire también podría tener algunas implicaciones profundas en el mundo humano, desde la investigación forense criminal hasta el seguimiento de enfermedades infecciosas.

“Esta técnica podría ayudarnos a comprender mejor la transmisión de enfermedades transmitidas por el aire como Covid-19. Por el momento, las pautas de distanciamiento social se basan en la física y estimaciones de qué tan lejos pueden moverse las partículas de virus, pero con esta técnica podríamos tomar muestras del aire y recopilar pruebas del mundo real para respaldar dichas pautas ”, explicó Clare.

Con información de IFL Science

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba