Actualidad

El coronavirus es un castigo de Dios por abortar, según obispo

Un obispo de Cuernavaca aseguró que la pandemia por coronavirus ha llegado como castigo de Dios por los 50 millones de abortos que hay en el mundo.

obispo, Cuernavaca, coronavirus, covid-19, iglesia, religión, pandemia
Imagen cortesía de Proceso

CUERNAVACA, Morelos.- Un obispo de Cuernavaca aseguró que la pandemia por coronavirus ha llegado como castigo de Dios por los 50 millones de abortos que hay en el mundo.

El obispo Ramón Castro Castro, en su misa de este domingo, informó a los asistentes que Dios está grintándole a la humanidad para que reflexione sobre lo que hace mal. Agregó que “no puede jugar a ser Dios” y por ello no se puede decidir quién vive y quién no.

Además, el religioso aseguró que el abordo, la eutanasia y la elección de género de los niños han sido los causantes de este caos al que se está enfrentando el mundo.

“Yo me pregunto: ¿no será que Dios nos está diciendo [con la pandemia]: ‘oye tienes un paro, déjame golpearte, para ver si así reaccionas’?”, pues asegura que debido a los 50 millones de abortos en el mundo y las elecciones de quiénes viven y quiénes no, la humanidad está acostumbrándose a la violencia.

Posterior a dicha enunciación, comenzó a hablar sobre la eutanasia y adviritió que países como Bélgica y Holanda los padres ya pueden decidir “si matan a sus hijos que están muy graves”.

Por otra parte, habló sobre la “elección de género” de la niñez y enfatizó que también es un problema para la humanidad: “Que esperen los niños a ver qué género quieren ser. Que un niño decida ser niña o una niña que quiere ser niño. ¡Ah, caray! Seguramente Dios dice: ‘Oigan hijos, a dónde van. Momentito, momentito, son mis hijos y los amo, y los quiero y los amo, y soy misericordioso. Se están yendo a un abismo”.

Con información de Proceso

 

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba