Tijuana

DIF y Unicef ponen en marcha centro para menores de edad migrantes

Ante la llegada de menores de edad migrantes a la ciudad de Tijuana sin acompañamiento, el DIF y Unicef pusieron en marcha el Centro de Primera Acogida.

unicef, sdif, migrantes, tijuana
Imagen de cortesía

TIJUANA, Baja California.- De acuerdo con lo establecido en el artículo IV de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Estado velará y cumplirá con el principal interés superior de la niñez, garantizando plenamente sus derechos.

Dicho lo anterior, la ciudad de Tijuana es caracterizada por ser un refugio de migrantes y esto ha sido un desafío desde hace varias décadas que ha sido enfrentado por las autoridades de los tres órdenes de gobiernos.

No obstante, en la migración hay un sector muy vulnerable, las niñas, niños y adolescentes. Ante ello, el Desarrollo Integral de la Familia en Tijuana (SDIF) en coordinación con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Sistema DIF Estatal, unieron esfuerzos para poner en marcha el Centro de Primera Acogida para Niñas, Niños y Adolescentes en Situación de Movilidad no Acompañados, el cual brindará atención a las necesidades inmediatas de menores de edad migrantes que viajan sin compañía adulta con la finalidad de proporcionar actividades de integración y desarrollo durante su estadía.

Entre las misiones del Centro de Primera Acogida para Niñas, Niños y Adolescentes se encuentra velar por los derechos de estos menores, que por distintas razones han arribado a la ciudad sin compañía de sus padres, tutores o algún adulto, para brindarles protección y espacios en donde desarrollarse en entornos seguros y salvaguardando sus derechos principales.

Los infantes no acompañados se encuentran en situación de especial vulnerabilidad por la combinación de factores como la edad, el género y su propia condición migratoria, por lo que el Comité de los Derechos del Niño en su observación general número 6 desarrolló un conjunto de estándares para asegurar que los estados proporcionen protección, atención y un trato adecuado a este sector de la población en contexto de movilidad no acompañados.

Se contempla que la estadía de los menores sea de 45 días, tiempo estimado para solucionar su situación migratoria. Durante este periodo recibirán alimentación, alojamiento, vestido, contención emocional, detección de necesidades de protección internacional, servicios educativos, asesoría legal, además de atención médica y psicológica.

También se ofrecerán espacios de participación donde los infantes puedan expresar sus ideas y opiniones, donde sean partícipes de sus procesos de educación no formal para la prevención de riesgos asociados a la migración infantil no acompañada, de igual manera participarán en actividades de recreación y esparcimiento.

 

 

Con información de: Daniela Hernández.

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba