Actualidad

¿Es mejor hacer ejercicio cuando hace frío o calor?

Un estudio publicado en el Journal of Applied Physiology analizó los efectos de ejercitarse en condiciones frías y calurosas y éstos fueron los resultados.

IMAGEN CORTESIA

ESTADOS UNIDOS.- Un nuevo estudio publicado en el Journal of Applied Physiology ha descubierto un vínculo interesante entre el ejercicio y la temperatura.

La investigación, que analizó el ejercicio en intervalos de alta intensidad (HIIE por sus siglas en inglés) en el frío, marca la primera vez que se investigan científicamente los efectos inmediatos y a largo plazo de este tipo de ejercicio.

Investigaciones anteriores han demostrado que HIIE (como los sprints) aumenta la tasa de oxidación aguda de lípidos antes y después del ejercicio, lo que significa que consume más combustible y continúa “quemando grasa” después de que dejamos de movernos.

La tasa de oxidación de lípidos también aumenta cuando se hace ejercicio en temperaturas frías. El equipo de la investigación quería examinar los efectos del estrés por frío durante el HIIE sobre el metabolismo de los lípidos, tanto durante el ejercicio como después.

Pidieron a 11 adultos con sobrepeso moderado entre 18 y 30 años de edad que practicaran sesiones HIIE nocturnas en ambientes promedio (21 ° C / 70 ° F) y fríos (0 ° C / 32 ° F).

La sesión HIIE involucró 10 series de ciclismo frenético de 60 segundos (del tipo que podría hacer en este escenario) intercaladas con 90 segundos de ciclismo a un ritmo pausado, tomando muestras para evaluar la oxidación de lípidos tanto antes como inmediatamente después del ejercicio.

A la mañana siguiente, se les ofreció un desayuno rico en grasas, después del cual se utilizó calorimetría indirecta para medir el metabolismo del participante. También se recolectaron muestras de sangre para observar los cambios en los metabolitos que se encuentran en nuestra sangre.

Los análisis revelaron que durante el ejercicio agudo la oxidación de lípidos aumentó en un 113 por ciento en ambientes fríos en comparación con las arenas de ciclismo más cálidas.

Si bien podría parecer que el ejercicio en temperaturas frías podría ser el camino a seguir para el máximo potencial de combustión, la densidad de lípidos, la insulina plasmática y las concentraciones de triglicéridos no variaron mucho entre las condiciones cálidas y frías.

De hecho, los investigadores llegaron a la conclusión de que el HIIE en el frío tenía resultados menos favorables para las respuestas lipídicas y glucémicas después del desayuno en comparación con los que habían trabajado en el control más cálido.

“Observamos que el ejercicio en intervalos de alta intensidad en un ambiente frío cambia el metabolismo agudo en comparación con un ambiente termoneutral”, escribieron los investigadores del estudio.

“Sin embargo, la adición de un estímulo frío fue menos favorable para las respuestas metabólicas posprandiales al día siguiente”.

Es importante tener en cuenta que este fue un estudio pequeño con solo 11 participantes, por lo que es difícil sacar conclusiones sólidas sin un estudio adicional sobre cómo la temperatura afecta el metabolismo durante el ejercicio.

Con información de IFL Science

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba