Nacional

El robo de combustible se disparó un 45% en los primeros 10 meses de 2018

Las tomas ilegales en las tuberías de combustible aumentaron un 45% en los primeros 10 meses de 2018, según la compañía petrolera estatal Pemex

combustible
AP

Las tomas ilegales en las tuberías de combustible aumentaron un 45% en los primeros 10 meses de 2018, según la compañía petrolera estatal, y el número total de perforaciones está en camino de superar los 15,000 este año.

El informe más reciente de Pemex sobre el crimen mostró que se detectaron 12,581 grifos en tuberías estatales y privadas entre enero y octubre, en comparación con 8,664 en el mismo período del año pasado.

Más de la mitad de los toques se produjeron en solo cuatro estados: Puebla, Hidalgo, Guanajuato y Veracruz.

Puebla registró el número más alto, con 1,815, seguido de Hidalgo con 1,726; Guanajuato con 1,547; y Veracruz con 1,338.

También se registraron más de 1,000 toques ilegales en los primeros 10 meses del año en el estado de México, Jalisco y Tamaulipas.

En promedio, se descubrieron 41 nuevos toques ilegales todos los días entre el 1 de enero y el 31 de octubre.

El ex gerente general de Pemex, Carlos Treviño, dijo en octubre que se esperaba que el crimen, cometido por pandillas de ladrones de combustible conocidos como huachicoleros, le costara a la petrolera estatal 35 mil millones de pesos (US $ 1,750 millones) este año.

Entre 2013, el primer año completo del gobierno anterior y octubre de 2018, Pemex reportó 41,316 toques ilegales, una cifra sin precedentes para un período presidencial de seis años.

Durante la presidencia de Vicente Fox de 2000 a 2006, solo se reportaron 890 grifos, mientras que durante el período de seis años de su sucesor Felipe Calderón, hubo 4,865.

La incidencia del crimen ha seguido aumentando en los últimos años a pesar de los mayores esfuerzos para combatirlo, incluidas las operaciones que involucran al ejército y una mayor vigilancia de los oleoductos.

En algunas partes del país, como la región de Puebla conocida como el Triángulo Rojo, el robo de ductos es una práctica tan común que una cultura, con su propio santo y canciones, se ha formado alrededor de ella.

El crimen también está vinculado al aumento de las tasas de violencia en algunos estados, como Guanajuato, que se ha transformado de un estado relativamente pacífico a uno de los más violentos del país este año.

En Puebla, un enfrentamiento entre el ejército y los huachicoleros el año pasado dejó 10 muertos, entre ellos cuatro soldados.

También hay evidencia de que notorios carteles de la droga de México se han movido hacia el lucrativo mercado ilícito de combustible y los empleados de Pemex han sido investigados por presunta participación en el robo de combustible.

El nuevo gobierno se comprometió a priorizar la lucha contra el robo de ductos, un crimen que el Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, destacó a principios de este mes como un factor clave que contribuye a los altos niveles de violencia en México.

El presidente López Obrador dijo este mes que su gobierno legislará para hacer del robo de ductos un “delito grave”.

La gente arrestada por ello ya no podrá ser liberada bajo custodia bajo fianza, dijo.

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter
Arriba