Ciencia y Tecnólogía

Estación espacial china se estrellará contra la Tierra en cuestión de meses

Piezas de la estación espacial que pesan hasta 100kg podrían llegar a la superficie, dice experto, mientras que el resto se deshará en la atmósfera

Estación espacial
Shutterstock/REX/Shutterstock

Una estación espacial china de 8,5 toneladas ha acelerado su descenso descontrolado hacia la Tierra y se espera que choque a la superficie en pocos meses.

El laboratorio Tiangong-1 o “Palacio celestial” fue lanzado en 2011 y descrito como un “potente símbolo político” de China, parte de un ambicioso impulso científico para convertir a China en una superpotencia espacial.

Fue utilizado para las misiones tripuladas y no tripuladas y visitado por la primera mujer astronauta de China, Liu Yang, en 2012.

Pero en 2016, después de meses de especulación, funcionarios chinos confirmaron que habían perdido el control de la estación espacial y que se estrellaría contra la Tierra en 2017 o 2018. La agencia espacial de China ha notificado a la ONU que espera que Tiangong-1 caiga entre octubre 2017 y abril de 2018.

Desde entonces, la órbita de la estación se ha ido descomponiendo constantemente. En las últimas semanas se ha sumergido en zonas más densas de la atmósfera terrestre y ha empezado a caer más rápido.

“Ahora que su perigeo está por debajo de los 300km y está en una atmósfera más densa, la tasa de decaimiento está aumentando”, dijo Jonathan McDowell, astrofísico de renombre de la Universidad de Harvard y entusiasta de la industria espacial.

“Espero que vaya a bajar unos meses a partir de ahora – a finales de 2017 o principios de 2018.”

Aunque se espera que gran parte de la embarcación se queme en la atmósfera, McDowell dice que algunas partes podrían pesar hasta 100kg cuando chocan contra la superficie de la Tierra.

La posibilidad de que alguien sea dañado por los escombros es considerada remota, pero China dijo al Comité de Usos Pacíficos del Espacio Ultraterrestre de las Naciones Unidas en mayo que supervisaría cuidadosamente el descenso de la nave e informaría a las Naciones Unidas cuando comience su caída final .

Predecir dónde va a caer sería imposible incluso en los días previos a su aterrizaje, dijo McDowell.

“Usted realmente no puede dirigir estas cosas”, dijo en 2016. “Incluso un par de días antes de que vuelva a entrar probablemente no sabremos mejor que seis o siete horas, más o menos, cuando va a bajar . No saber cuándo va a bajar se traduce como no saber dónde va a bajar “.

Con información de The Guardian

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter
Arriba