Internacional

Hasta 15 estados desafían la decisión de Trump en los tribunales

Los fiscales generales anuncian una demanda ante los tribunales sobre la decisión de la administración Trump de poner fin al DACA

tribunales
Ted S Warren/AP

Cientos de manifestantes sosteniendo letreros de “Educación, no deportación” protestaron alrededor de EEUU, mientras que decenas de Dreamers rodearon a los fiscales generales de Nueva York y Washington el miércoles, en anuncios separados de una demanda ante los tribunales contra la administración Trump, a la que se unieron 15 estados y Washington DC.

La demanda se refiere a la decisión del presidente de poner fin al programa de Acciones Diferidas por la Infancia (Daca) de la era Obama, que ofrece a los jóvenes traídos al país ilegalmente como protección de los niños contra la deportación y el acceso a los permisos de trabajo.

El movimiento de Trump fue hecho para impedir la acción de un grupo de estados anti-inmigración, liderados por Texas, que le escribió al presidente para decir que si no eliminaba a Daca para el 5 de septiembre, ampliarían una demanda sobre el programa.

Nueva York y el estado de Washington advirtieron el lunes que demandarían si el gobierno de Trump decide desechar el Daca. Un asesor del procurador general de Washington, Bob Ferguson, dijo que incluso mientras el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, anunciaba el traslado el martes, dando al Congreso seis meses para proponer una alternativa legislativa, realizando discusiones urgentes ante los tribunales.

El miércoles en Seattle, Ferguson anunció que su estado estaba dirigiendo la acción legal. La decisión de Trump de acabar con Daca fue, dijo, “cruel e ilegal”.

“Es escandaloso y no voy a soportarlo”, dijo. “No está bien.”

En el anuncio de Nueva York, antes de que el fiscal general del estado, Eric Schneiderman, tomara el micrófono, Zuleima Domínguez, de 23 años, habló con la prensa reunida. Estudiante de Hunter College en la ciudad de Nueva York, dijo que había sido traída a Estados Unidos por sus padres cuando tenía tres años. Antes de solicitar la protección de Daca, ella era indocumentada.

“Solía tener miedo de compartir mi estatus con mis amigos y mis maestros, y tengo miedo ahora”, dijo. “Daca cambió mi vida y yo estaba tan feliz de caminar por las calles sin miedo”.

Ella había ahorrado dinero de un trabajo para asistir a la universidad, dijo, pero el dinero había tenido que ser enviado a familiares en México para hacer frente a una emergencia médica. Después de Daca fue promulgada, ella fue capaz de obtener un número de seguro social y solicitar una beca.

Con información de The Guardian

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba