Familias buscan a más de 200 migrantes secuestrados en Sonora

Más de 200 migrantes que se dirigían al municipio de Sonoyta, Sonora, fueron secuestrados mientras intentaban llegar a la frontera.

CIUDAD DE MÉXICO.- Más de 200 migrantes que se dirigían al municipio de Sonoyta, Sonora, fueron secuestrados mientras intentaban llegar a la frontera para cruzar a Estados Unidos.

William Murillo, presidente ejecutivo de la organización social 1800 Migrante.com, con sede en Nueva York, informó que desde hace 15 días las familias de los migrantes no han tenido noticias de ellos.

Explicó que los migrantes viajaban en un tráiler que sufrió un desperfecto, por lo que tuvieron que bajar y caminar hasta un punto de encuentro con los coyotes, quienes no llegaron y fueron secuestrados.

Murillo indicó que el secuestro ocurrió en ciudad Cuauhtémoc, en el estado de Chihuahua, donde los migrantes fueron separados en grupos de al menos 15 personas, incluyendo niños, mujeres y hombres de diversas nacionalidades.

“Las familias creen que están en Ciudad Juárez, pero por las distancias pueden estar allí, en Ciudad Cuauhtémoc o en Sonora. No sabemos exactamente, pero hay más de 200 migrantes secuestrados, 202 para ser precisos”, expresó Murillo.

Murillo reveló que algunas familias ya han pagado más de 10 mil dólares por persona como rescate solicitado por los captores.

“Esto ya no es un secuestro común, donde pagas el rescate y los liberan. Aunque ya han pagado, no los liberan y siguen pidiendo más dinero. Esto ya se convierte en un acto terrorista porque no se permite la libertad que se supone se compra al pagar el rescate”, resaltó.

Según María López de 1800 Migrante, los secuestradores crearon grupos de WhatsApp con los familiares de los migrantes secuestrados y un mexicano era el “líder” de los captores, quien les daba instrucciones sobre qué hacer.

William Murillo solicitó a las autoridades nacionales de México, así como a los gobiernos de Sonora y Chihuahua, que investiguen el caso para localizar a las más de 200 personas secuestradas.

“El Gobierno ya tiene los elementos suficientes para investigar, nosotros en 1800 Migrantes hemos trabajado con el Gobierno Mexicano, el Gobierno Ecuatoriano y las autoridades. Ellos ya conocen este caso”, destacó.

Murillo acusa que los secuestros de migrantes son una problemática que se ha salido de control y que se debe trabajar, especialmente en las relaciones diplomáticas para compartir información.

Reconoció que la región fronteriza de Sonora y Chihuahua, así como Chiapas, es una zona de alto riesgo para los migrantes que buscan cruzar a Estados Unidos en busca de una mejor calidad de vida tras abandonar países de Centro y Sudamérica.

“Estamos muy preocupados por lo que está sucediendo en la frontera norte de México, por el secuestro de estos migrantes que iban de Ciudad de México a Sonoyta en Sonora”, agregó.

Para Murillo, la zona de Sonoyta, Sonora, es uno de los puntos más frecuentados por los migrantes debido a que es donde los llevan los “coyotes” y la ruta que utilizan, mientras que otros prefieren esperar la cita de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés).