Tijuana

Haitianas embarazadas atendidas por parteras corren grave riesgo

Las parteras han asistido por años a mujeres embarazadas que buscan un parto en casa o que no tienen recursos para ser atendidas en un hospital.

parteras
cortesía

TIJUANA, Baja California.- Las parteras tradicionales han asistido por años a mujeres embarazadas que buscan un parto en casa o que no tienen recursos suficientes para ser atendidas en un hospital y se ven en la necesidad de recurrir a este método milenario.

Pero, ¿qué pasa cuando no se tienen los cuidados necesarios o la experiencia para llevar a cabo esta práctica? La vida de la madre y del bebé corre peligro. Y es precisamente lo que esta ocurriendo en Tijuana y en un sector específico, mujeres migrantes haitianas.

La situación migratoria y el covid-19 se han convertido en la mezcla perfecta para que las embarazadas oriundas de Haití prefieran acudir con una partera o comadrona en lugar de asistir a un hospital, sin embargo, en los últimos tres meses, se han reportado en el Hospital General de Rosarito el ingreso de pacientes haitianas que fueron llevadas de emergencia luego de ser atendidas por una partera.

Y es que al salirse de las manos la asistencia, las comadronas solicitan un servicio de taxi para enviar a la mujer al nosocomio, al momento de ingresar  la paciente lleva consigo al bebé recién nacido, una bolsa de plástico que en un su interior contiene la placenta y una hoja con los datos de la fémina como la edad, el nombre, tiempo de gestación, la temperatura, el peso, ritmo cardíaco, entre otros datos.

Respecto a lo anterior, la coordinadora de Salud Reproductiva de la Jurisdicción Sanitaria número 2,  Denise Juárez, dijo que la situación es preocupante.

“Se ha visto en conjunto con el Hospital General  de Rosarito, en ocasiones se nos ha hecho por vía whatsapp la comunicación por parte de las parteras, donde también  se les ha hecho la invitación desde el año pasado a que se acerquen a traernos los documentos necesarios para nosotros poder respaldar su actividad aquí en el estado. Cabe mencionar que ellas no están respaldas por ninguna institución”, informó la coordinadora de Salud Reproductiva.

Comentó que las parteras deben registrarse en la Secretaría de Salud Federal para que se les otorgue una unidad médica para asistir a la embarazada, sobre todo para llevar un registro de las atenciones que ellas brindan.

“En este caso, la mayoría de las personas, mujeres que se han atendido con ellas son de alto riesgo y bueno, nos enfrentamos desgarros vaginales, hemorragias, sepsis tanto del bebé como la mujer, son situaciones muy agravantes para la paciente”, indicó Juárez.

De acuerdo con datos presentados  por  el Instituto Nacional de la Salud Pública en México, hay más de 15 mil parteras tradicionales, 100 parteras profesionales egresadas y 16 mil 684 licenciadas en Enfermería y Obstetricia.

Otro riesgo al que se enfrentan las parteras al atender a las mujeres haitianas son las comorbilidades. La doctora Guadalupe Duarte, jefa de Ginecología y Obstetricia del Hospital General de Tijuana, explicó que dichas pacientes presentan diversos padecimientos que pueden complicar el alumbramiento.

“La población haitiana las tenemos bien identificada, las mujeres haitianas muy propensas a hipertensión, a presentar complicaciones de hemorragias posparto, entonces nosotros ya sabíamos ante la venida de una mujer haitiana con su embarazo lo que podíamos esperar y hay que prever”, aseguró la Jefa de Ginecología.

La doctora Duarte indicó que este tipo de padecimientos  no suelen ser tomados en cuenta por las parteras  por lo que esto se suma a la situación referida, por ello exhortó a las mujeres haitianas embarazadas a acudir al Hospital General de Tijuana para llevar su control prenatal.

“La importancia radica en el control prenatal, el estar hablando de llegar a una atención  de un parto estamos muy atrasados en evitar una complicación, lo ideal es que lleven control prenatal. Obviamente el control prenatal tiene que ser por gente capacitada, certificada y esto lo pueden adquirir en cualquier institución de salud”, puntualizó Duarte.

Las atenciones  en el Hospital General de Tijuana  son gratuitas para las mujeres embarazadas haitianas, explicó Duarte, dejando en claro que la situación migratoria no interfiere con la salud, destacando que desde el 2016 cuando llego la primera caravana migrante, en su primer año de estadía en esta frontera 33 mujeres originarias de Haití dieron a luz en el nosocomio.

 

Con información de: Carolina Vázquez 

 

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba