Los hombres que no aceptan el rechazo no son héroes románticos

Las películas nos enseñan a ver a las mujeres como propiedad, y su rechazo como un obstáculo a superar. Es hora de acabar con este comportamiento.

rechazo
Peter Mountain/imagenet
Tamaño

A A A

Un hombre montó un piano en una plaza pública prometiendo “tocar sin parar hasta que el amor de su vida vuelva a él”. Le dijo a los medios que era su “última oportunidad” para recuperar el corazón de la chica que cambió su vida “. Los medios lo describieron como un hombre con el “corazón roto”. Eso es una lástima, realmente lo es, pero por desgracia, no hay nada lindo o romántico acerca de un hombre que no puede aceptar el rechazo de una mujer.

La vigilia del pianista ha terminado ya, después de que fuese atacado temprano por la mañana. Obviamente nada acerca de su conducta justifica ese tipo de acciones, pero es hora de que tanto los hombres como los medios dejen de presentar un comportamiento tan espantoso como “lindo” o merecedor de simpatía.

El rechazo es doloroso, pero ese dolor no le da a nadie la licencia de ignorar la afirmación de límites de otro individuo, que es lo que es el rechazo: una línea que nos excluye. Las personas están autorizadas a establecer las fronteras que les guste. Como adultos debemos aprender a aceptar esto y seguir adelante. Pero a los hombres se les ha enseñado desde hace mucho tiempo a ignorar las fronteras, como demuestra cualquier mirada a las estadísticas del acoso callejero.

La culpa de los medios

La gente aprende comportamientos a medida que crecen, y no sólo gracias a los padres, sino que la sociedad y la cultura pop también nos enseñan lo que es aceptable. Y estas cosas nos enseñan que este comportamiento no sólo es bienvenido, sino una parte normal de las relaciones. Una de las comedias más vistas de todos los tiempos, The Big Bang Theory (La Teoría del Big Bang), tiene un personaje femenino principal que cedió a tener una relación romántica con un personaje masculino diciendo: “Él terminó por desgastarme.”.

En lugar de ser bienvenido de buena gana en su vida, tuvo que “desgastar” sus fronteras hasta que se sintió obligada a dejarlo entrar. Eso no es una historia de amor, eso es traspaso de propiedad. Películas como Love Actually, The Notebook, y muchas otras nos dicen que la persistencia de los hombres ante el rechazo es admirable. Es una “lucha” que un hombre heterosexual debe pasar para “conseguir a la chica”.

Mostrar este comportamiento como algo aceptable, en lugar de un problema, le dice a los hombres que está bien en la vida real. Como señaló la académica Julia Lippman, “las representaciones de estos comportamientos de búsqueda románticos pueden de hecho tener un impacto claro y negativo, ya que pueden conducir a la gente a considerar al acecho como un crimen menos grave de lo que en realidad es”.

Gran parte de las investigaciones que ella resume indican cómo los medios de comunicación pueden ser parte de los mitos sobre el acoso, dando pie a que se eche la culpa a la víctima (“ella se está haciendo la difícil”), mostrarle simpatía al hombre en lugar de condenarle, y otras creencias erróneas que conducen a los comportamientos dañinos de los hombres. “La gente puede dejar de tomar el acoso en serio porque le respaldan los “mitos “sobre el acecho.” Después de todo, la industria de la televisión y el cine sigue diciéndonos que esto es romántico porque los personajes lo hacen todo el tiempo. Pero sólo porque tal comportamiento esté aderezado con risas pre-grabadas no lo hace correcto.

Con información de The Guardian

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter

Comenta la Noticia

Arriba