Inauguran segunda sede de la Fábrica de Artes y Oficios Milpa Alta

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Fábrica de Artes y Oficios (Faro) Milpa Alta contará con dos sedes, la de San Antonio Tecómitl abierta en 2006 y la de San Jerónimo Miacatlán, inaugurada este martes 14 luego de un proyecto de poco más de cinco años. Se trata del sexto Faro de la ciudad.

Resultado de una donación de la representación de Bienes Comunales de Milpa Alta, la Coordinación de Enlace Territorial y el Consejo de Pueblos y Vecinos, el nuevo Faro de San Jerónimo Miacatlán se encuentra en el corazón de Milpa Alta, que en declaraciones de Yesenia Ramírez, actual directora de ese Faro, es la delegación con el índice de desarrollo humano más bajo de la Ciudad de México, con una tasa de marginación alta y una escasa infraestructura cultural.

El proyecto arquitectónico estuvo a cargo de José Allard, quien plasmó los rasgos tradicionales de los 12 pueblos originarios de Milpa Alta, y tuvo un costo de 37.5 millones de pesos provenientes de fondos delegacionales, locales y federales, según dio a conocer el titular de la Secretaría de Cultura capitalina, Eduardo Vázquez Martín.

En la ceremonia de inauguración también estuvieron presentes Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la CDMX; Julián Flores, jefe de la Organización de Bienes Comunales de Milpa Alta; los directores de los diversos faros de la capital; la niña Yolotl Castro, de la comunidad de Miacatlán, quien dio la bienvenida en lengua náhuatl a los presentes, así como María Cristina García Cepeda, titular de la Secretaría de Cultura federal.

Esta última comentó que se destinaron 160 millones de pesos a la red de Faros de la ciudad, “en un esfuerzo por enriquecer la vida comunitaria y crear centros de educación artística y de convivencia donde las familias se puedan reunir en torno a la cultura.”

El Faro Milpa Alta de Miacatlán ofrecerá talleres, exposiciones, clases de gastronomía y náhuatl, dibujo, grabado, animación, arte en papel de china, danza aérea y clown, telar de cintura, vitrales, cerámica, serigrafía, pintura, escultura, fotografía y música, entre otras actividades gratuitas.

Su construcción inició en 2011 y está situada en 923 metros cuadrados, cuenta con un auditorio para 250 personas, salones de usos múltiples (con luminaria led y recubrimientos de madera para mejorar la acústica en el escenario principal), cabina de radio, sala de cómputo, un domo de 24 metros que crea ahorro energético en el edificio, así como oficinas administrativas.

Se trata del sexto Faro en la ciudad luego del de Indios Verdes, Oriente, Tláhuac, Aragón y Milpa Alta (sede San Antonio Tecómitl).