India prohíbe los cigarrillos electrónicos ante las muertes registradas

India ha anunciado una prohibición de los cigarrillos electrónicos, mientras una reacción violenta se acelera en todo el mundo sobre una tecnología promovida como menos dañina que fumar tabaco.

El anuncio de India el miércoles se produjo un día después de que Nueva York se convirtiera en el segundo estado de EEUU en prohibir los cigarrillos electrónicos con sabor después de una serie de muertes relacionadas con esos productos.

“La decisión se tomó teniendo en cuenta el impacto que los cigarrillos electrónicos tienen en la juventud de hoy”, dijo a periodistas en la capital, Nueva Delhi, el ministro de finanzas de la India, Nirmala Sitharaman.

Los cigarrillos electrónicos calientan un líquido con distintos sabores, desde whisky hasta chicle o simplemente tabaco, y que generalmente contiene nicotina, en vapor, que se inhala.

El vapor no contiene los aproximadamente 7 mil químicos presentes en el humo del tabaco, pero contiene una cantidad de sustancias que podrían ser potencialmente dañinas. Han sido promovidos por los productores y también por algunos gobiernos, incluso en Europa, como una alternativa más segura al tabaquismo, y como una forma de dejar el hábito.

Sin embargo, los críticos dicen que, además de ser potencialmente dañinos en sí mismos, los sabores de algunos líquidos han convertido a millones de niños en ‘vapeadores’ y potenciales futuros fumadores.

La prohibición india cubre la producción, fabricación, importación, exportación, transporte, venta, distribución, almacenamiento de cigarrillos electrónicos, así como anuncios.

El gobierno dijo que avanzaría en los esfuerzos de control del tabaco y contribuiría a una reducción en el consumo de tabaco. Los castigos incluyen hasta un año de prisión.

Aunque actualmente hay pocos indios, la prohibición india también corta un vasto mercado potencial de 1.3 billones de consumidores para los fabricantes de cigarrillos electrónicos.

La industria mundial del tabaco ha estado invirtiendo fuertemente en la tecnología para compensar la caída de la demanda de cigarrillos debido a los altos impuestos y las prohibiciones de fumar, particularmente en Occidente.

Con información de The Guardian