Actualidad

Investigadores descubren cómo reducir recuerdos que generan miedo

Los científicos podrían estar un paso más cerca de encontrar una forma de reducir el impacto de los recuerdos traumáticos, según un nuevo estudio.

Los científicos podrían estar un paso más cerca de encontrar una forma de reducir el impacto de los recuerdos traumáticos, según un nuevo estudio.

Stephen Maren, profesor de ciencias psicológicas y cerebrales en la Universidad de Texas A&M, dijo que los hallazgos del grupo sugieren que los procedimientos utilizados por los médicos para reactivar indirectamente los recuerdos traumáticos brindan una ventana en la que esos recuerdos pueden alterarse o incluso borrarse por completo.

En terapia, los recordatorios imaginarios se utilizan a menudo para recuperar de forma segura recuerdos traumáticos de experiencias. Por ejemplo, Maren dijo que a un veterano militar herido por un artefacto explosivo improvisado se le puede pedir que vuelva a experimentar señales de trauma, como las luces y los sonidos de la explosión, sin las consecuencias negativas. La idea es que las respuestas al miedo se pueden atenuar a través de esta terapia de exposición.

“El principal desafío es que cuando se realizan los procedimientos de extinción, no se borra el recuerdo del trauma original”, dijo Maren. “Siempre está ahí y puede volver a aparecer, que es lo que provoca una recaída en las personas que vuelven a experimentar el miedo”.

Con esto en mente, los investigadores esperaban responder si podían aislar un recuerdo y generar respuestas de miedo reactivándolo artificialmente, y potencialmente alterar el recuerdo original en sí. Maren dijo que sus hallazgos, publicados en Nature Neuroscience, sugieren que los procedimientos utilizados actualmente por los médicos para reactivar indirectamente los recuerdos traumáticos crean una oportunidad para cambiarlos o eliminarlos.

Para hacer esto, los investigadores utilizaron un procedimiento de condicionamiento en el que una señal se asocia indirectamente con un evento aterrador. Cuando la señal se presenta más tarde, indirectamente reactiva un recuerdo del evento y aumenta la actividad en el hipocampo, un área del cerebro importante para la memoria.

El estudio demostró que reactivar indirectamente una memoria de miedo contextual mediante la reexposición a la señal puede hacer que la memoria sea vulnerable a la interrupción. Maren dijo que se necesitan más investigaciones para responder si los científicos pueden producir una pérdida permanente de la información traumática, pero este hallazgo inicial es esperanzador para cualquier persona afectada por un trauma.

Con información de Good News Network

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba