Lo Viral

Joven buscaba cibercafé y entró a casa en la que le ofrecieron pozole

Una joven se ha hecho viral luego de compartir las historia de cuando se metió a una casa pensando que era un cibercafé y hasta pozole le ofrecieron.

IMAGEN CORTESIA

MÉXICO.- Una joven se ha hecho viral en redes sociales luego de compartir las historia de cuando se metió a una casa pensando que era un cibercafé y hasta pozole le ofrecieron.

La usuaria de TikTok identificada como Fathyma Lex compartió que en una ocasión buscaba imprimir unos documentos para una beca y en los diferentes lugares a los que fue no había impresiones disponibles por lo que siguió buscando.

Al toparse con un lugar que estaba abierto con dos computadoras, decidió entrar rápidamente.

“Caminé hacia el centro porque yo vivo en las orillas y para mi perra suerte no encontraba ninguno abierto y los que estaban abiertos que no tenían impresiones, ¿cómo no vas a tener impresiones? Y como Dios le da sus peores batallas a sus mejores guerreros yo seguí caminando y caminando hasta encontrar un ciber y en el paso encontré uno que la verdad sí se me hizo muy peculiar porque sólo tenía dos computadoras, pero dije ‘este no es es momento de estar de juzgona’ y me metí”, narró la joven.

Recordó que al entrar se encontró con un señor sentado en donde había dos computadoras y ella saludó y se ubicó en una para trabajar.

“Ya un rato después van llegando unos niños como de la escuela porque traían el uniforme y la mochila y todo y se pusieron en la misma mesa que el señor y empezaron a sacar unos trastes, platos, vasos y así. Para esto que se me acerca un niño y me dice ‘oye muchacha, ¿qué si no quieres un vaso de refresco?’ y pues ya traía el vaso ahí y que le digo ‘ah mira, que amable, pues sí. Muchas gracias”, agregó.

Posteriormente, relató que hasta un plato de pozole le ofrecieron en el lugar.

“’Oye, que si no quieres pozole’ y yo ‘¿mh, pozole? Me dice ‘sí, es que ahorita vamos a comer, que si no quieres comer con nosotros’, y yo ‘a la.. qué amable, qué buen servicio. No, pero no, mijo, muchas gracias, la verdad, con el refresco es suficiente’”, recordó la joven.

Cuando pudo imprimir sus documentos fue cuando se percató de la realidad.

“Ya después de un rato, logré imprimir mi documento y le digo al señor ‘oiga, muchas gracias por todo, ¿cuánto seria?’. Que agarra el señor y que me dice ‘no es nada’, y yo ‘¿cómo que no es nada? ¿Pero cómo? No, digame cuanto va a ser’, y me dice ‘no, no es nada, muchacha’, y yo ‘¿pero por qué?’ y me dice ‘es que ¿qué crees? Que aquí no es ciber, esta es nuestra casa’, y yo ‘no me diga eso, señor’’, continuó relatando.

“No pero si yo empece a sentir la cara pero si bien caliente, le dije ‘¿pero cómo que no es ciber? ¿Por qué no me dijo?’. Me dijo ‘no muchacha, es que te mire muy concentrada y no te quise interrumpir’. A mí se me caía la cara de la vergüenza”, platicó.

@fathymalex Responder a @fernandacolin70 aquí está el Story time, así tengo varias historias espero no aburrirlos jaja 🙁 #foryou #parati ♬ sonido original – Fathyma Lex

Con información de Sin Embargo 

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba