Actualidad

Lobos gigantes no son parientes de los lobos, revela estudio

Los lobos gigantes no tienen parientes vivos cercanos. En cambio, se separaron de la línea que incluye lobos grises, perros y coyotes.

IMAGEN CORTESIA

Los lobos gigantes se encontraban entre los depredadores dominantes de América del Norte hasta hace muy poco, pero la mayor parte de lo que se creía saber sobre ellos estaba mal.

En particular, lejos de ser parientes más grandes de los lobos grises, los dos divergieron hace 5 o 6 millones de años.

Los lobos gigantes fueron una vez tan comunes que se han encontrado huesos de 4 mil de ellos en los pozos de alquitrán de La Brea en Los Ángeles.

Sin embargo, la investigación sobre su ascendencia ha sido escasa. Ahora, un gran equipo internacional ha comparado el ADN del lobo gigante de cinco lugares que datan de hace 50 mil años con el de las especies de cánidos modernos.

El resultado, publicado en Nature, es una sorpresa.

Los lobos gigantes no tienen parientes vivos cercanos. En cambio, se separaron de la línea que incluye lobos grises, perros y coyotes casi al mismo tiempo que lo hicieron los chacales euroasiáticos.

Los antepasados ​​del lobo gigante probablemente estuvieron en América del Norte durante mucho tiempo antes de que llegaran el lobo gris y el coyote, pero se sabe poco sobre ellos.

Cuando los lobos grises cruzaron el estrecho de Bering, compartieron un continente con lobos gigantes durante al menos 10 mil años, pero parece que no hubo cruces.

Los autores piensan que esto indica que los dos habían evolucionado demasiado para que ocurriera un apareamiento exitoso, algo que los cánidos modernos manejan incluso con los chacales.

Con información de IFL Science

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba