Tijuana

Mamá de niños asesinados se capacitaba para entrar a Guardia Nacional

Los niños Santiago, Rodolfo y Eymar fueron asesinados a sangre fría con un cuchillo en la privada Olbers del fraccionamiento Natura.

niños, asesinados, fraccionamiento Natura, Guardia Nacional,
Especial Policiaco/PSN

TIJUANA, Baja California.- Los pequeños Santiago, de 11 años; Rodolfo, de nueve y Eymar de tan solo cuatro años de edad, se suman a la estadística de niños que son víctimas colaterales del narcotráfico.

Los menores fueron asesinados a sangre fría con un cuchillo, en el fraccionamiento Natura, por Eimar “N” de 43 años, padre de Eymar y padrastro de los otros dos, para después quitarse vida cortándose el cuello con el arma blanca.

Después del levantamiento de los cuerpos, el fiscal central del estado, Hiram Sánchez Zamora, declaró que el responsable de este crimen era adicto a la metanfetamina, por lo que esperan el resultado de la autopsia para determinar si el padre y padrastro de las víctimas estaba bajo la influencia de esta droga al momento de asesinar a los niños.

El fiscal central indicó que el motivo de tan terrible crimen fue una pelea de pareja y detalló que la madre de los menores asesinados está en capacitaciones para entrar a la Guardia Nacional (GN) y que por ello no estaba al cuidado de sus hijos al momento del crimen, pero ahora tendrá que regresar a Chiapas, su lugar de origen y donde conoció al verdugo de sus hijos, con los cuerpos de los menores con el fin de que sean enterrados en el sur del país.

Por su parte, los vecinos de la privada Olbers en la sección Amanecer del Fraccionamiento Natura, externaron sentirse impactados ante el trágico crimen ya que los niños ahora asesinados no presentaban señales de violencia y eran común verlos jugar a la pelota o andar en bicicleta en el estacionamiento de la cuadra, al igual que sus padres, quienes se dice fueron vecinos muy tranquilos, lejos de escándalos o gritos por la noche.

Los niños Santiago, Rodolfo y Eymar, junto con los hermanos encontrados en la colonia Aguaje de la Tuna, menores que fueron torturados, asesinados y quemados por una deuda de droga que tenía su papá, junto con el menor de 12 años asesinado en la colonia Mariano Matamoros Norte, cuyo padre es un ex policía de Tecate que ahora está en la cárcel por nexos con el narcotráfico, son las más jóvenes víctimas colaterales de la venta de droga en la ciudad.

Con información de: Miguel Martínez

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba