Baja California

Miles de migrantes muertos en cacería humana en frontera México- EEUU

Grupos paramilitares han convertido a la frontera de México con Estados Unidos en un cementerio, se presume que son miles los migrantes que han sido asesinados a sangre fria por cruzar ilegalmente a territorio estadunidense

Archivo / Psn.si

TIJUANA, Baja California.- Salieron de sus casas a miles de kilómetros de distancia pero se quedaron a muy poco de cumplir su objetivo. Sus cuerpos con marcas por estrangulamiento, disparos y cuchilladas yacen a lo largo de la frontera de México con Estados Unidos, olvidados pues tal parece que la vida de los migrantes no tiene valor en tierra de nadie.

Pedro Amador, es un migrante mexicano que sobrevivió a la cacería humana que llevan a cabo grupos paramilitares estadunidenses a lo largo de la frontera, principalmente en Texas, Arizona y California.

“Yo iba cruzando, una persona me iba pasando, me llevó por un lugar y luego nos salieron y nos pegaron unos balazos, me pegaron a mi”, afirmó.

De acuerdo con datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), tan solo durante el año pasado 393 migrantes murieron en la frontera de México con Estados Unidos, en los últimos cinco años la cifra oficial es de mil 871, pero según la investigación del periodista Juan B. Botero el número de muertes podría ser mayor pues estas no son reportadas.

“En nuestras investigaciones trabajando con grupos de antropología en Texas a lo largo de la frontera sabemos que hay miles de casos de muertes y de desaparecidos y en estos procesos de ciencia forense se ha determinado que son muchos casos de lesiones por golpe contundente, heridas de bala, heridas de arma blanca, cuchillo, ahogamiento que no tienen ningún sentido en algunas partes de Arizona donde son ríos que no son muy profundos. No es un problema de 5 o 10 estamos hablando de miles de muertes acumuladas ya durante bastantes años que no han sido explicadas que no han sido investigadas”, afirmó el periodista.

Fue durante su último cruce ilegal por Tecate en 2017 que Pedro fue abandonado por su pollero y recibió varios disparos bala que lo dejaron inconsciente.

“En inglés, yo no entendía, él me dijo agáchate, córrele, me dejo ahí y cuando yo quise voltear a ver me pegaron y ahí me dejo”, señaló Pedro.

Despertó en un hospital de San Diego solo para ser notificado que sería deportado a México. Amador se aloja actualmente en un albergue de Tijuana, sabe que corrió con suerte y con tristeza recuerda a amigos que no salieron vivos de la travesía en la frontera.

“Supe de un amigo de Michoacán también ese lo desaparecieron y ya nunca supimos de él se pasó también por Tijuana, por cierto me llegué a pasar dos veces con él”, agregó.

Según afirma Botero, luego del surgimiento de las caravanas migrantes a finales de 2018, grupos de supremacistas blancos hicieron un llamado nacional a acudir a la frontera para defender al país de la invasión centroamericana con la instrucción de tirar a matar.

“En California, en particular San Diego, está uno de los líderes nacionales más reconocidos de estos grupos supremacistas, hemos interceptado comunicaciones de este señor pidiéndole a toda esta red de grupos paramilitares a lo largo de Estados Unidos que vengan a la frontera a defender la patria de esta invasión”, indicó.

Estas muertes extrajudiciales en la frontera de acuerdo con Botero han aumentado desde 2016 bajo el cobijo de la administración de Donald Trump. No todos los homicidas son civiles, según afirma Juan B. Botero muchos se esconden detrás de una placa oficial de la Patrulla Fronteriza.

“Este tipo de operativos son secretos, se llaman en el lenguaje militar operaciones especiales, sabemos que hay ya un llamado a personal militar activo y retirado, que son parte de estas operaciones, al igual que personal activo y jubilado de los cuerpos de policía, pero principalemente son las fuerzas especiales. Son operativos de noche, utilizan equipo de visión nocturna, son grupos pequeños, es una dinámica de cacería y ellos dicen en la prensa que están arrestando inmigrantes que cruzan y que los entregan a la Patrulla Fronteriza, eso es verdad pero es una verdad parcial, no es todo lo que están haciendo, sí entregan inmigrantes pero el resto, ahí es donde entran los desaparecidos”, aseveró.

Apenas en septiembre pasado el supervisor de información de la Patrulla Fronteriza en Texas, Juan David Ortiz, fue arrestado por los asesinatos en serie de cuatro prostitutas hispanas y secuestrar a una quinta que logró escapar y denunciarlo.

El indulto presidencial otorgado por Trump al controversial sheriff del condado de Maricopa en Arizona, Joe Arpaio, involucrado en casos de discriminación racial es un mensaje claro de que estos actos están permitidos en la era Trump.

“Tenemos evidencias que personas dentro del Border Patrol son cómplices o hay un silencio cómplice o no hacen informes correctos o acertados de la cantidad de cadáveres que hay en la frontera. ¿Cómo es posible que no lo estén reportando sean 5 sean 50, no lo están reportando”, dijo.

De la mano de otras organizaciones, Juan B. Botero prepara un informa que presentara ante la Organización de las Naciones Unidad (ONU), la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Congreso estadunidense para exigir que se tomen medidas para detener esta crisis humanitaria en la frontera.

Con información de Fabiola Solano.

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter
Arriba