Actualidad

Estudio señala que modo nocturno de celulares en realidad no ayuda

Al contrario de estudios anteriores, investigaciones recientes sostienen que las funciones nocturnas tienen muy poca influencia en la calidad del sueño.

IMAGEN CORTESIA

¿Qué mejor manera de terminar la noche que desplazándose por las mismas tres aplicaciones que ha pasado todo el día mirando?

Si está familiarizado con este ritual nocturno, es posible que conozca las funciones del modo nocturno disponibles en los teléfonos inteligentes que cambian su pantalla de una luz teñida de azul más fría a un tono amarillo más cálido. La idea es que la luz azul parezca similar a la luz del día e inhiba la producción de melatonina, la hormona asociada con el control del ciclo sueño-vigilia. La luz amarillo-naranja, por otro lado, imita el color de la puesta del sol y no tiene tanto efecto inhibitorio sobre la producción de melatonina, lo que promueve una noche de sueño más saludable.

Pero, ¿realmente funciona esta función de modo nocturno? No parece que sea así, según una nueva investigación.

Al contrario de estudios anteriores, investigaciones recientes sostienen que las funciones nocturnas de las pantallas de los teléfonos inteligentes tienen muy poca influencia en la calidad del sueño. Sin embargo, si duerme una cantidad saludable, abstenerse de desplazarse por el teléfono inteligente antes de acostarse podría ayudar.

Como se informó en la revista Sleep Health a principios de este mes, los científicos de la Universidad Brigham Young y el Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati reunieron a 167 estudiantes universitarios y les pidieron que pasaran al menos ocho horas en la cama mientras usaban un acelerómetro en la muñeca para monitorear su actividad durante el sueño.

Los investigadores dividieron la muestra en dos grupos separados: aquellos que dormían en promedio unas siete horas (más cerca de la cantidad recomendada) y otros que dormían menos de seis horas cada noche (generalmente se considera que duermen muy poco). Luego, los participantes fueron asignados al azar a una de las tres condiciones para la hora antes de acostarse durante siete noches consecutivas: uso de iPhone con Night Shift habilitado; uso de iPhone con Night Shift desactivado; y sin uso del teléfono.

Para aquellos que durmieron alrededor de siete horas, que está más cerca de las ocho a nueve horas recomendadas por noche, hubo una ligera mejora en la calidad del sueño si no usaban su teléfono antes de acostarse en comparación con aquellos con un uso normal del teléfono, así como usando Night Shift.

“Night Shift no es mejor que usar su teléfono sin Night Shift o incluso no usar ningún teléfono”, dijo en un comunicado el profesor Chad Jensen, autor del estudio y psicólogo de la Universidad Brigham Young.

Para el grupo de seis horas, que generalmente duerme menos, no hubo diferencias en la calidad del sueño en función de si los participantes usaron Night Shift o no.

“Esto sugiere que cuando estás muy cansado te duermes sin importar lo que hiciste antes de acostarte”, explicó Jensen. “La presión del sueño es tan alta que realmente no hay efecto de lo que sucede antes de acostarse”.

Según los investigadores, es en gran parte irrelevante si su teléfono emite una luz azul intensa o una luz amarilla más suave. Parece que el requisito psicológico de enviar mensajes e interactuar con el contenido de las redes sociales es en realidad lo que mantiene su cerebro activo y puede afectar potencialmente la calidad del sueño.

En otras palabras, si quieres dormir mejor por la noche, no es una mala idea dejar de usar tu teléfono inteligente por completo en las horas previas a irte a dormir.

Con información de IFL Science

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba